9 de enero de 2012

Alemania también recomienda extraer los implantes mamarios de PIP

Alemania también recomienda extraer los implantes mamarios de PIP
FDA/EUROPA PRESS

BERLÍN, 9 Ene. (Reuters/EP) -  

   Alemania ha recomendado este viernes a las mujeres que se extraigan las prótesis mamarias de la compañía Poly Implant Prothese (PIP) como "medida de precaución", mientras que Reino Unido ha rechazado hacerlo al alegar que "no existen pruebas suficientes para recomendar su extracción inmediata".

   La Oficina Federal de Farmacéuticos e Instrumentos Médicos ha manifestado que informes médicos demuestran que los implantes podrían constituir un riesgo sanitario incluso para aquellas mujeres cuyas prótesis no haya experimentado aún síntomas de ruptura debido a la mala calidad de sus componentes.

   "La Oficina nos recomienda que dichos implantes mamarios sean extraídos como medida de precaución", ha declarado el presidente del organismo, Walter Schwerdtfeger, en un comunicado. "La urgencia para la extracción depende, en cada caso, de cuánto tiempo han portado los pacientes las mencionadas prótesis", ha especificado Schwerdtfeger.

   El pasado mes, Alemania recomendó a las mujeres afectadas que se sometieran a exámenes médicos. Sin embargo, varios estudios indicaron que la silicona de las prótesis mamarias podrían resquebrajarse sin dar síntomas de ello, lo cual ha llevado a la Oficina a elevar su nivel de alerta.

   Este escándalo saltó a la luz el pasado año después de que una mujer francesa que llevaba dichos implantes de PIP falleciera, desatando así una alarma global debido a que más de 300.000 prótesis fueron vendidas en todo el mundo. Francia fue uno de los primeros países en urgir a las afectadas a que se retiraran las prótesis.

REINO UNIDO, EN CONTRA

   Por contra, Reino Unido ha concluido, a la luz de las recomendaciones de un grupo de expertos, que no hay necesidad de que se extraiga de forma urgente las prótesis de PIP. No obstante, el Gobierno se ha mostrado preocupado por las mujeres afectadas y ha aclarado que todas ellas pueden acudir al Servicio Nacional de Salud (NHS) para someterse a una operación financiada estatalmente para su inmediata retirada.

   "Nuestro consejo continúa siendo que no existen pruebas suficientes para recomendar su extracción inmediata", ha sostenido el ministro de Salud británico, Andrew Lansley, en un comunicado.

   Lansley ha dejado entrever que los centros privados también vayan a actuar en esta misma línea. "Creemos que las aseguradoras privadas tienen el deber moral de ofrecer el mismo servicio a sus clientes que el que tendrán los pacientes del NHS: información, consultas, escaneos y extracción si es necesaria gratuita", ha precisado Lansley.

   El mencionado grupo de expertos británicos ha argüido que no ha logrado encontrar ningún nexo que vincule las prótesis de PIP con el cáncer, si bien no ha podido concretar si dichos implantes mamarios tienen mayores probabilidades de fracturarse que los de otras marcas. En su defensa, han aducido que la información de la compañía a las autoridades reguladoras es irregular.

   "Los informes muestran que, de los implantes de PIP testados, no existe riesgo de que contengan toxinas peligrosas que puedan filtrarse al organismo si tales prótesis se rompen", ha aseverado el Departamento de Sanidad británico en un comunicado.

   "No en vano, no estamos seguros de que PIP no haya cambiado la silicona en los implantes mamarios, por lo que no podemos descartar de que alguna de dichas prótesis sean tóxicas", explica.

POLÉMICO INFORME EN FRANCIA

   Un documento policial prueba que el fundador de PIP, Jean Claude Mas, admitió de forma voluntaria que mintió sobre la baja calidad de sus prótesis mamarias al aducir que las mujeres que le denunciaron solo querían ganar dinero.

   El informe, filtrado a los medios franceses a través de Reuters, recoge algunas declaraciones recabadas por la Policía en mayo del año pasado de Mas en las que asegura que "sabía que la silicona no era de buena calidad", pero que "lo hizo conscientemente porque así las prótesis de PIP eran más baratas".

   Más definió a las mujeres que interpusieron una demanda contra las prótesis mamarias de PIP como "personas frágiles o personas lo hacen por dinero".

   Uno de los abogados de la acusación, Laurent Gaudon, ha criticado que Mas mostrara "un completo cinismo para con las víctimas". Otro abogado que representa a un total de 1.300 afectadas, Philippe Courtois, ha acusado a Mas de tratar a las víctimas con desdén, de "no tener un ápice de humanidad" y de "vergonzoso por expresar su falta de respeto por las víctimas al decir tales cosas y mostrarse tan charlatán con la Policía al admitir con facilidad los hechos".

   Más de 2.000 mujeres han denunciado a Mas en Francia. Aunque el caso no se ha abierto de forma oficial, un tribunal de Marsella podría anunciar cargos por fraude este año, según han confirmado fuentes judiciales a Reuters. La investigación por homicidio involuntario por el fallecimiento en 2010 de la paciente francesa ha sido abierta recientemente.