14 de febrero de 2006

Alemania confirma que las aves muertas estaban infectados con el virus H5N1

BERLÍN, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades alemanas confirmaron hoy la presencia de la variante más mortífera del virus de la gripe aviar, H5N1, en dos ejemplares de cisnes muertos en el norte de Alemania, según confirmaron fuentes del Ministerio de Agricultura.

Las aves fueron halladas en la isla de Ruegen, según afirmó la portavoz del Ministerio de Agricultura alemán, Ulrike Hinrichs.

Por otra parte, la Comisión Europea ha confirmado hoy el hallazgo del virus H5 de la gripe aviar en dos cisnes muertos en Austria, que se convierte en el cuarto país de la UE donde se encontró un brote de la epizootia junto a Eslovenia, Grecia e Italia. En el caso austriaco, como en el esloveno, de momento no se ha confirmado si se trata de la cepa más virulenta, el H5N1.

Al mismo tiempo, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) convocó un rueda de prensa en la que quiso alertar a los países europeo para que tomen las medidas necesarias puesto que la gripe aviar "es un riego real" al que se enfrenta el continente, debido al posible paso de aves migratorias africanas contagiadas por territorios europeos.

Las autoridades austriacas hallaron la presencia del virus en dos cisnes hallados muertos en la región de Siria, cerca de la ciudad de Graz, debido a lo cual el Gobierno puso en marcha las mismas medidas de precaución que se establecieron en los otros tres países de la UE donde se ha encontrado el virus H5. Las muestras de las dos aves serán enviadas al laboratorio comunitario de referencia en Weybridge, Reino Unido, para determinar si se trata de la variante más peligrosa del H5, el H5N1, que ya se encontró en los cisnes muertos de Grecia e Italia.

Además, Bulgaria -cuya adhesión a la UE está prevista para enero de 2007- también confirmó casos que resultaron tratarse de la variante H5N1.

Por otro lado, la Comisión Europea ha dictaminado que a partir de hoy se apliquen las mismas medidas de precaución que se vienen aplicando desde la semana pasada en Grecia, Italia y Eslovenia y que consisten en el establecimiento de dos zonas concéntricas al área afectada por la enfermedad.

La primera de un radio de tres kilómetros, llamada "zona de protección", en la que será obligatorio que todas las aves de corral permanezcan en el interior de las granjas y donde también tendrán que tomarse medidas de precaución, como la desinfección en las entradas y las salidas a los lugares donde se mantienen las aves. Asimismo, se prohibirá el movimiento de las aves fuera de las explotaciones y se prohíbe la exposición y venta de aves vivas en mercados.

El segundo área, la "zona de vigilancia" se establecerá en un radio de diez kilómetros de la zona afectada, donde también habrá restricciones de movimiento y similares prohibiciones de mercados con aves vivas.

"RIESGO REAL" EN EUROPA

Por otra parte la FAO celebró hoy una rueda de prensa para ofrecer una valoración de la situación, en la que advirtió que existe un "riesgo real" de que la gripe aviar se extienda por Europa, por lo que es necesaria la prevención. No obstante, añadió que el pánico en injustificable y que la situación respecto a continentes como Asia y Africa es muy diferente, ya que no hay tantas posibilidades de contacto entre animales salvajes y aves de corral.

El director de la división de producción animal y salud de la FAO, Samuel Jutzi, comentó que el virus se extiende en las zonas de Africa donde se encuentran las aves acuáticas migratorias que emigran en primavera al norte, a Europa, por lo que es un "riesgo real" que la gripe aviar se extienda por Europa y por ello "es justo que se tomen precauciones en estos países".

Sin embargo, puntualizó que el sistema ecológico y social de continentes como Africa y Asia es diferente al europeo, donde es difícil que los animales salvajes entren en contacto con los animales de corral. "Europa tiene más experiencia y existe una mayor vigilancia y rapidez a la hora de actuar, ya que ha tenido que hacer frentes a otro tipo de epidemias como la fiebre actosa", señaló el jefe de Enfermedades e Infecciones del Servicio de Salud Animal de la FAO, Juan Lubroh.

Lubroh invitó a los ciudadanos a seguir comiendo "pollos, pavos y otras aves", y explicó que el verdadero peligro está en el contacto con las plumas de los animales.

Por el momento la FAO ha confirmado la presencia de casos en Nigeria, en Irak --y en particular en la ciudad kurda de Sulemaniya, donde se han sacrificados 180.000 pollos-- y se está intentando contener los focos sobre todo con controles en Turquía, con el cierre de granjas. Asimismo, se han detectado casos en Azerbaiyán, en la zona del Mar Caspio, donde unos 1.300 millones de pájaros acuáticos podrían correr el riesgo de infección.

UCRANIA Y RUSIA JUNTAS ANTE EL VIRUS

Paralelamente al aumento de la alarma, Ucrania y Rusia anunciaron hoy la creación de una comisión conjunta para combatir la gripe aviar, que las autoridades temen que se pueda propagar aún más con la llegada del buen tiempo, según anunció hoy el presidente ucraniano, Viktor Yushchenko.

La cepa H5N1 del virus de la gripe aviar apareció en la región rusa de Siberia el pasado mes de julio, y desde entonces se ha extendido hacia el oeste. En diciembre, la enfermedad llegó a la península ucraniana de Crimea.

Asimismo, Teherán se unió hoy al grupo de países que han confirmado la presencia del virus en su territorio, tras informar del hallazgo de 135 cisnes silvestres muertos por el virus H5N1 de la gripe aviar en su costa del mar Caspio, en el que constituye el primer caso de la enfermedad registrado en este país.

Según un comunicado de la Organización Veterinaria iraní, citado por IRNA, "los resultados de laboratorios internacionales" también han confirmado que los cisnes murieron por la gripe aviar, pero no especifica de qué laboratorios se trata.

No obstante, la Organización Veterinaria afirma que toda la carne sometida a la regulación del Ministerio de Sanidad está libre de la gripe aviar. "Todos los productos avícolas ofrecidos bajo las regulaciones del Ministerio de Sanidad en el país (...) no son peligrosos para los humanos".

Por su parte, el Gobierno indonesio anunció que continuará matando aves de corral en las zonas afectadas por el virus de la gripe aviar, ante la muerte de un ciudadano de 23 años el pasado domingo. "La selección ya ha comenzado, pero irá a más en los próximos meses", dijo el ministro de Agricultura Anton Apriyantono, precisando que todas las aves que se encuentren a un kilómetro de los corrales serán sacrificadas.

El Ministerio de Sanidad confirmó la muerte por gripe aviar de un ciudadano de 23 años de edad el pasado domingo. "Los exámenes de sangre se han mandado a los laboratorios de la Organización Mundial de la Salud en Hong Kong, para confirmar los resultados, como se suele hacer en estos casos", señaló el miembro del Ministerio de Sanidad Hariadi Wibisono.