8 de mayo de 2015

Afectados por la Hepatitis C acusan a su presidente de injurias y agresiones contra otros miembros de la plataforma

Cortés ha presentado una querella contra el vicepresidente por presunta apropiación indebida y falsedad documental

   MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

   La Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFHC) de Madrid ha denunciado la actitud "calumniosa e injuriosa" del actual presidente de la plataforma, Mario Cortés, al que acusan de presuntas agresiones, "tanto físicas como verbales", contra otros miembros de la plataforma.

   Asimismo, en una rueda de prensa convocada este viernes han mostrado su apoyo al vicepresidente, Damián Caballero, al secretario Antonio Rodríguez, y a la tesorera, Ángeles Fernández, contra quienes este jueves Cortés anunciaba una querella por presunta apropiación indebida y falsedad documental, presuntos delitos de administración desleal, falsa designación de administradores y acuerdos abusivos.

   Caballero, quien niega que él o cualquier otro miembro de la Junta Directiva haya sustraído dinero de la cuenta de los asociados --concretamente 11.350 euros que es el dinero que se denuncia en la querella--, afirma que "las cuentas están totalmente correctas y no hay irregularidad de ningún tipo", y serán presentadas a todos los asociados.

   En cuanto a la acusaciones que contra su persona y su hija ha realizado Mario Cortés, el actual vicepresidente ha informado de que van a emprender acciones legales en defensa del honor contra el presidente de la plataforma y ha avisado de que "hay intereses detrás" porque "no se entiende la actitud que está teniendo".

   "La PLAFHC de Madrid denuncia la actitud y despropósito de Cortés, todavía presidente de la PLAFHC, quien por sus declaraciones calumniosas e injuriosas, tanto en los medios de comunicación, como en las redes, y por sus agresiones, tanto físicas como verbales a compañeros, será sometido a una moción de censura", afirman en la plataforma.

   "Nos sentimos agraviados y manipulados", han señalado en referencia al actual presidente de la PLAFHC, al que acusan de utilizarles para sus fines "personales, políticos y partidistas", lo que les lleva a preguntarse "con qué finalidad y a quién favorece su comportamiento y desfachatez apareciendo en listas electorales sin conocimiento de la Junta Directiva".

   Cortés anunciaba esta semana que formaría parte de la candidatura de la Agrupación Recortes Cero a la Asamblea de Madrid, "contraviniendo así la propia filosofía de la Plataforma, por el que ninguno de los miembros de la Junta Directiva puede tener cargos políticos, ya que este hecho se contradice con el sentir de los afectados", señalan.

MOCIÓN DE CENSURA

   Por todo esto, añaden, será sometido a una moción de censura en la Asamblea General de Asociados del día 10 de mayo, presentada por la Junta Directiva que lo aprobó por mayoría de sus miembros (13 de 15) y la totalidad de asistentes a dicha Junta.

   Al respecto, Cortés tacha de "ilegal" dicha convocatoria, que también forma parte de la querella por un presunto delito de falsa designación de administradores. Y, explica que, no está autorizada por la asociación ya que, según sus estatutos, el número de miembros de la Junta Directiva son 9, mientras que Caballero asegura que son 15.

CENTRARSE EN LOS PACIENTES

   Dado que esta situación que denuncian está inmersa en un proceso judicial, desde la plataforma de Madrid han pedido a los medios de comunicación que se centren en informar sobre los pacientes que aún no han recibido sus tratamientos contra la hepatitis C.

  "No es cierto que el problema de la Hepatitis C esté resuelto como algunos defienden", aseguran, explicando que se están dando tratamientos, pero que todavía existen los comités de evaluación que dictaminan la dispensación de medicamentos para los afectados con hepatocarcinomas, mujeres en edad fértil, colectivos de presos y otros enfermos en F0 y F1.

   "Consideramos que abandonar la lucha en estos momentos sería dar un paso atrás en nuestras reivindicaciones que sólo beneficiaría a los que quieren dañar a la cada vez más pertrecha Sanidad Pública. Las farmacéuticas seguirían ya sin oposición, imponiendo sus precios abusivos a los medicamentos de nueva generación, minando los presupuestos destinados a nuestra Sanidad", señalan.

   En este sentido, continúan, "tenemos una responsabilidad con los afectados y con las futuras generaciones, ya que de no cambiar la actual situación, la privatización de la Sanidad Pública será un hecho".

Para leer más