19 de septiembre de 2012

AEAL y Novartis lanzan una guía para mejorar la adherencia al tratamiento del paciente con leucemia mieloide crónica

El empleo de 'Imatinib' y de inhibidores de la proteína 'BCR-ABL' de segunda generación son las primeras opciones de tratamiento

AEAL y Novartis lanzan una guía para mejorar la adherencia al tratamiento del paciente con leucemia mieloide crónica
AEAL

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL) ha lanzado, conjuntamente con Novartis Oncology, la guía 'Respuesta 4' para mejorar la adherencia al tratamiento del paciente con leucemia mieloide crónica, ha explicado la presidenta de esta asociación, Begoña Barragán.

Con esta intención, y con la de conmemorar la celebración del II Día Mundial de la leucemia mieloide crónica el próximo sábado 22 de septiembre, ambas instituciones han decidido sacar adelante este manual, que pretende explicar a los afectados las pruebas existentes para controlar la enfermedad y "favorecer así la adherencia al tratamiento", indica la experta.

Además, Barragán ha destacado que ahora "es posible mantener en su fase crónica este tipo de cáncer de la sangre gracias a los avances en el tratamiento". Sin embargo, esta coyuntura provoca que sea "más fácil" que el paciente pierda la adherencia al tratamiento y, por tanto, el control de la enfermedad.

Por su parte, la presidenta de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), la doctora Carmen Burgaleta, añade que "se han desarrollado fármacos que actúan específicamente sobre la alteración molecular consiguiendo respuesta clínica, genética y molecular en la mayoría de los pacientes". Además, sostiene que "se han perfeccionado las determinaciones para controlar la respuesta molecular y se han establecido patrones de respuesta".

Además, Barragán ha señalado que se van a llevar a cabo diversas actividades dirigidas a aumentar la visibilidad de esta enfermedad y a "informar a pacientes y familiares sobre la patología". Así, divulgarán datos relativos a los enfermos de esta enfermedad como el de que "cada año se producen en España de siete a nueve casos por millón de habitantes", asegura.

De esta manera, se va a realizar durante esta semana diversas iniciativas como una jornada informativa en Bilbao, dos seminarios 'on line', talleres de psicología dirigidos a afectados o una gala benéfica con bailarines profesionales en La Coruña. De entre todas ellas, la especialista destaca uno de los seminarios, que se centra en todas las opciones de tratamiento existentes, las cuales el paciente "tiene derecho a conocer".

LA FASE INICIAL DE ESTE CÁNCER PRESENTA "MUY POCOS SÍNTOMAS"

Añadido a ello, estará disponible en la web de la asociación una encuesta realizada en varios países y dirigida a los pacientes para conocer la adherencia al tratamiento existente, relevante para AEAL debido a la falta de adherencia antes referida.

En cuanto a la idiosincrasia de la leucemia mieloide crónica, la máxima representante de AEAL señala que es un tipo de cáncer en el que las células de la sangre sanas "son sustituidas por otras anormales que tienen una alteración en los genes". Así, durante el intercambio de AND entre los cromosomas 22 y 9 "se forma el oncogén 'BCR-ABL', que es el responsable de la producción de la proteína anómala 'BCR-ABL'", resume el hematólogo del Hospital de la Princesa de Madrid y presidente del Grupo Español de Leucemia Mieloide Crónica (GELMC), el doctor Juan Luis Steegmann.

En este sentido, el galeno indica que ésta "provoca una proliferación y crecimiento descontrolado de las células leucémicas en la médula ósea y la sangre de los pacientes". Además, enfatiza que durante la fase inicial de la enfermedad se producen muy pocos síntomas y los pacientes "pueden realizar una vida normal". Por ello, explica que "suele descubrirse tras un análisis de sangre rutinario realizado por otra razón".

Una vez detectada la enfermedad, Steegmann expone como "tratamiento de elección" el uso de 'Imatinib' o inhibidores de la proteína 'BCR-ABL' de segunda generación, como el 'Nilotinib' y el 'Dasatinib'. De esta forma, el trasplante se reserva "como tercera opción, concluye.

Por último, Burgaleta ha querido destacar la relevancia del 'proyecto More', puesto en marcha por la SEHH y Novartis Oncology. Éste está permitiendo analizar la respuesta molecular y "seguir las respuestas de un gran número de pacientes en laboratorios estandarizados y conectados entre sí", concluye.