13 de febrero de 2014

Parlamento extremeño aprueba las peticiones de PP y PSOE para que no se avance en la reforma y se retire

Parlamento extremeño aprueba las peticiones de PP y PSOE para que no se avance en la reforma y se retire
SUSANA SAUCEDA

MÉRIDA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Extremadura ha aprobado este jueves las dos propuestas de pronunciamiento presentadas por el PP y el PSOE en las que se pide al Gobierno central, por un lado que no avance en la tramitación del anteproyecto de reforma de la Ley del Aborto hasta que no haya un consenso, y por otro se reclama la retirada de este proyecto.

Dos iniciativas que se han aprobado en el pleno que el Parlamento de Extremadura celebra este jueves y que, aunque se han debatido de forma conjunta, posteriormente se han votado por separado, en una votación que a petición del PP ha sido secreta y por llamamiento.

Cabe destacar que el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha estado ausente en gran parte del debate de estas iniciativas, lo que ha sido criticado reiteradamente por el portavoz del Grupo Socialista, Valentín García.

La primera iniciativa en votarse ha sido la del PP, en la que se pide al Gobierno que no se avance en la tramitación del anteproyecto de reforma de la Ley del Aborto hasta que "no se haya consumado el diálogo" con otras fuerzas políticas y "alcanzado acuerdos de consenso".

Esta iniciativa del PP ha salido adelante con 35 votos a favor, que se corresponderían con los 32 del PP y los tres de IU (que ya había anunciado su apoyo a la propuesta); 28 en contra, que se corresponderían con los diputados del PSOE, y dos votos en blanco, del partido regionalista Prex-Crex.

Por su parte, la propuesta del Grupo Parlamentario Socialista en la que insta al Gobierno de España a "desistir definitivamente" de la tramitación del anteproyecto de reforma de la Ley del Aborto, se ha aprobado con 33 votos a favor (que son los 28 del PSOE, tres de IU y dos de los regionalistas de Prex-Crex ) y 32 votos en contra del PP.

DEBATE DE LAS INICIATIVAS

En el debate de las iniciativas, en nombre del Grupo Parlamentario Popular ha tomado la palabra la diputada Francisca Rosa, quien ha reconocido que el tema del aborto es "controvertido" en el que se habla de "sensibilidades", pero "también de derechos", por lo que ha considerado "necesario legislar, sobre todo cuando entran en conflicto distintos derechos".

Francisca Rosa ha defendido que "nadie puede negar a una mujer su derecho a ser madre, ni tampoco nadie puede obligarle a serlo", y ha explicado que con esta iniciativa, el PP, "con independencia del contenido del anteproyecto, que tiempo habrá de debatirlo", es partidario de iniciar un "proceso de diálogo que conduzca a una regulación mucho más consensuada".

El objetivo es que "los diputados del Parlamento de Extremadura nos pongamos de acuerdo y hagamos un llamamiento a un debate serio, sereno y responsable" sobre la Ley del Aborto, respecto a la que "conviven multiples sensibilidades" en la sociedad.

La diputada del PP extremeño ha destacado que el derecho a ser madre "no es un tema baladí, y no podemos resolverlo de un plumazo con una solución simplista", de ahí la propuesta del PP para "abrir un proceso de diálogo y debate con el resto de las fuerzas políticas" para alcanzar un regulación del aborto "más consensuada".

En ese sentido, el objetivo de esta iniciativa es que "se sepa qué pensamos la mayoría de los extremeños" sobre esta reforma, por lo que ha invitado a toda la oposición en general, y al PSOE en particular, a que se sumen a esta propuesta de pronunciamiento.

Así, la diputada del PP ha aseverado que el PSOE ha presentado esta iniciativa "para salir en la foto", ya que según ha dicho, a los socialistas "no les importan las mujeres ni el aborto, solo quieren conseguir un rédito electoral".

"DERECHO A DECIDIR"

Por su parte, en representación del Grupo Parlamentario Socialista, su portavoz, Valentín García, ha destacado que el PSOE va "a defender por encima de todo el derecho de la mujer a decidir", y ha defendido la ley de 2010 como una ley "equilibrada" que contó "con un gran consenso social y político".

García ha explicado que en esta materia, el PSOE defiende la existencia de una "ley de plazos", y ha alertado de que si se aprueba la "Ley Gallardón", ésta "despojaría de derechos a las mujeres" y generaría "inseguridad jurídica", además de "mujeres de primera y de segunda".

Una situación que el PSOE "no puede consentir", ha advertido Valentín García, quien ha querido dejar claro que "la mujer debe decidir, que el Estado debe legislar y las iglesias deben callar respetando el derecho de decisión de las mujeres".

En ese sentido, el portavoz socialista ha advertido que el PSOE no apoyaría la iniciativa del PP para hacerle el "palio" y que Monago "vaya a Madrid a simular lo que no cree y lo que no defiende", ya que a su juicio, el presidente extremeño "utiliza el consenso para propaganda y para demagogia", algo a lo que "el PSOE le dice no".

"Nosotros no traicionaremos el derecho de las mujeres para que usted vaya a Madrid a simular una realidad ficticia", ha señalado el portavoz socialista, quien ha recordado que Monago "no ha dicho todavía nada del contenido de esta iniciativa", por lo que le ha preguntado si está "a favor o en contra" de este anteproyecto.

En ese sentido, Valentín García ha destacado que en este caso "hay dos orillas, los que están con los derechos de las mujeres y los que están defendiendo al señor Rajoy", y ha añadido que Monago "se quiere situar en el medio" y le ha pedido que "por favor no arrastre al PSOE al medio de la corriente, porque ya saben lo que pasa".

IU APOYA LAS DOS INICIATIVAS

Por su parte, el diputado del Grupo Parlamentario de IU Víctor Casco, ha considerado que tras esta ley subyace "una actitud machista que considera que la mujer no puede decidir sobre su pripio cuerpo", y por eso "quieren intervenir sotanas, médicos y psicológos" en este proceso.

Así, Víctor Casco ha reclamado el "derecho de la mujer a decidir" y en ese sentido ha anunciado el voto de IU a favor de la iniciativa del PSOE a pesar de que su formación considera que "la ley de 2010 se tiene que modificar".

En ese sentido, el diputado de IU ha aclarado que si la iniciativa del PSOE fuera pedir que se aceptara la ley de 2010, IU habría votado en contra ya que con esta norma "se sigue penalizando a la mujer que aborta" fuera de los plazos, y ha señalado que IU tiene una "concepción más amplia" y que la mujer no sea penalizada en ningún caso.

Así, IU considera que la ley de 2010 se tiene que modificar pero "para mejorarla", y no "para retroceder y volver 30 o 40 años atrás, como quiere el PP".

Respecto a la iniciativa de IU, Víctor Casco ha anunciado que su formación también votaría a favor ya que "si es posible que 65 diputados se pongan de acuerdo en mostrar su rechazo a esta ley, bienvenido sea", y porque esta petición, el PP pide que se paralice su tramitación.

IU votará a favor de la iniciativa del PP "con una intención muy calculada", y es que "todo lo que sirva para que el PP se fraccione en este tema, para que se rompa, para que surjan críticas, bienvenido sea", ha aseverado Víctor Casco, quien ha lamentado que Gallardón "solo quiere consensuar con la sotana". REGIONALISTAS ABANDONAN EL DEBATE

En el debate de las iniciativas no ha participado el Grupo Parlamentario Prex-Crex, cuyos dos diputados han abandonado el pleno durante su celebración, según ha explicado su portavoz, Damián Beneyto en protesta por considerar que no se había aplicado correctamente el artículo 50 del Reglamento de la Cámara, que impide llevar al Pleno dos propuestas similares sobre el mismo tema en el mismo periodo de sesiones.

Beneyto ha recordado que este mismo asunto ya se trató en un pleno anterior "y el reglamento prohíbe hacerlo de nuevo", tras lo cual los dos diputados de Prex-Crex han abandonado el hemiciclo durante el debate y han regresado para la votación de estas dos iniciativas.