23 de julio de 2012

Andoc ve coherente la decisión de Gallardón pero cree que se ha quedado "corto" y pide que ayude a las familias

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Asociación para la Defensa del Derecho a la Objeción de Conciencia, José Antonio Díez, ha calificado este lunes de "coherente" la decisión del ministro de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, de eliminar el supuesto de abortar en los casos de malformación del feto, aunque ha asegurado que se ha quedado "corto" y le ha pedido que impulse ayudas económicas para estas familias.

El cambio en la legislación tiene como objetivo, según ha comentado el propio el ministro, que la normativa del aborto vuelva a "un sistema de supuestos" anterior a la actual ley de plazos, si bien revisando "algunos aspectos" que ya estaban vigentes en años anteriores como, por ejemplo, el caso de "desprotección al concebido" por el hecho de que tenga algún tipo de minusvalía o malformación. Un supuesto que, a juicio del titular de Justicia, es "éticamente inconcebible con el que se ha estado conviviendo durante tanto tiempo".

Estas declaraciones han sido valoradas positivamente por el portavoz de Andoc, quien, además, ha recordado que la decisión del ministro se ajusta "perfectamente" a las recomendaciones realizadas por el Comité de las Naciones Unidas a España para que no se discriminara a los discapacitados "por razón de las malformaciones genéticas".

Asimismo, ha proseguido Díez en una entrevista a Europa Press, con este cambio se aplica también una sentencia del año 1985 que despenalizaba el supuesto genésico, siempre y cuando en el futuro hubiera medios y ayudas para sostener a estos niños y a sus familias.

Sin embargo, Díez ha asegurado que Gallardón se ha quedado "corto" ya que, a su entender, debería haber anunciado la eliminación del derecho a abortar hasta las 14 semanas y la puesta en marcha de ayudas a las mujeres embarazadas que tengan una malformación del feto. "Nos parece una decisión correcta pero incompleta. Tendría que tomar otro tipo de medidas que defiendan la vida y ayuden a las embarazadas", ha recalcado.

En este sentido, el portavoz de Andoc ha abogado por completar estas iniciativas con protocolos de información a las familias, la prohibición de los sistemas de cribado médicos y el respaldo económico a estas familias por parte del Estado para que el hecho de tener un niño con una malformación genética no se convierta en una carga "inasumible".

"Lo único que se pretende hacer es promover la igualdad y que no haya discriminaciones por motivos genéticos. No obstante, hay que informar a las familias correctamente de lo que es un niño con Síndrome de Down o con determinadas malformaciones porque, en muchos casos, son seres humanos que no van a nacer y, por lo tanto, hacer pruebas, cribados o ecografías, lo único que provoca es ensañarse con un feto que no va a nacer", ha recalcado Díez.

Respecto a las declaraciones que han realizado los defensores de la actual Ley del Aborto, como por ejemplo el PSOE, asegurando que esta medida provocará que las mujeres tengan que volver a irse de España para abortar, el portavoz de Andoc ha rechazado esa idea, tachándola de "demagoga", y ha asegurado que actualmente es cuando se están produciendo los abortos "clandestinos" porque no se están contabilizando "los niños que fallecen en el seno de su madre por embarazo genésico".

"Esta medida en absoluto tendría que provocar una huída hacia otros países, siempre y cuando esto esté perfectamente establecido por la Ley, si los protocolos son claros, si la información que se da es veraz y completa y si el Estado es el que asume la ayuda a esas familias. Si ocurre todo eso, no tendría porqué darse ningún tipo de supuesto fraude", ha zanjado.