25 de enero de 2012

ANDOC cree que la reforma "no va a contentar ni a los defensores del derecho a la vida ni a los del aborto"

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La reforma de la Ley del Aborto anunciada este miércoles por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha sido tachada de "chapuza, tomadura de pelo y decepcionante" por el coordinador general de la Asociación para el Derecho a la Objeción de Conciencia (ANDOC), José Antonio Díez. El único cambio en la ley de exigir el consentimiento paterno a las menores que quieran abortar "no va a contentar ni a los defensores del aborto ni a los que defienden el derecho a la vida", explica.

La reacción de esta asociación contraria a la interrupción voluntaria del embarazo no se ha hecho esperar y, en declaraciones a Europa Press, su coordinador ha manifestado que "es un parche que no va a servir para defender la vida ni para defender a los médicos que se niegan a abortar". Además, ha explicado que "no se van a disminuir los más de 100.000 abortos que se producen al año".

El representante de ANDOC ha asegurado también que no van a aceptar la reforma y que van a luchar para defender la vida, pero se ha mostrado especialmente contrariado por la "incoherencia de la reforma con respecto a lo que manifestó Sáenz de Santamaría" en el pasado. "Dio una serie de puntos que eran claves para la reforma. Esto es un señuelo para justificarse", mantiene.

Díez ha recordado que miles de personas se han manifestado contra esta práctica y que ellos y los electores del Partido Popular "no han votado para esto". El representante de ANDOC exige que se defienda el derecho a la vida "tal y como establece el Tribunal Constitucional. Vamos a tratar de que se amplíen las reformas", advierte.

Por último, considera que las medidas que se deben tomar deben empezar porque se considere que "sólamente en casos excepcionales se puede abortar". Para él, "mientras el aborto sea un derecho no podemos seguir hablando".