10 de junio de 2014

Abogados animan a afectadas por implantes mamarios PIP a pedir una indemnización

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La firma de abogados Lozano Blanco & Asociados anima a todas las mujeres afectadas por los implantes mamarios de la empresa Poly Implant Prothese (PIP) a sumarse a la demanda interpuesta ante el Tribunal de Comercio de Toulon (Francia) contra la empresa alemana TÜV Rheinland, encargada de certificar su calidad, y conseguir una indemnización de 3.400 euros por demandante.

Dicho tribunal condenó en noviembre a la firma alemana por haber actuado con negligencia frente a su obligación de controlar el proceso de calidad de estas prótesis, y tuvo que indemnizar con 3.400 euros a las 1.514 mujeres que secundaron dicha demanda.

Ahora, la firma de abogados ha interpuesto una segunda demanda ante el mismo tribunal, lo que permite a las mujeres que no participaron de aquel proceso judicial una "segunda y última oportunidad".

"Estamos abriendo la puerta a muchas más mujeres del mundo para luchar por el reconocimiento y la indemnización como víctimas de un hecho atroz e inhumano que les cambió la vida para siempre", ha defendido la abogada Nathalie Lozano, socia fundadora de Lozano Blanco & Asociados.

El próximo 7 de junio se cumplen dos años y medio desde que se hizo público en el ámbito mundial la situación de riesgo de unas 500.000 mujeres que se habían colocado implantes mamarios PIP con propósitos estéticos y reconstructivo, cuyo gel se demostró que no era equivalente al descrito por el fabricante aumentando el riesgo de ruptura.

TÜV Rheinland es una empresa alemana que se dedica a certificar la calidad de muchos productos, que van desde dispositivos médicos hasta plantas nucleares. De acuerdo con el Tribunal de Comercio de Toulon, "faltó a sus obligaciones de control sobre los procesos de fabricación y calidad de la empresa PIP, lo que permitió que en el mundo se distribuyeran prótesis de mala calidad", han explicado los abogados.