9 de septiembre de 2008

El 99 por ciento de la población española accede a los medicamentos con facilidad, según un experto

PAMPLONA, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El modelo farmacéutico español permite que un 99 por ciento de la población acceda a los medicamentos con facilidad, según expuso hoy el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Pedro Capilla, que participa estos días en el curso de verano 'Farmacia: nuevos modelos/nuevos retos' de la Universidad de Navarra.

El facultativo citó también algunas ventajas del modelo español como el método de facturación única que impide el fraude, la contención del gasto farmacéutico o la implantación de la receta electrónica, según informó la Universidad de Navarra en un comunicado.

Además, declaró que en los países con sistema liberalizado como Noruega "de 376 farmacias ya sólo un 1 por ciento es propiedad de farmacéuticos y el resto pertenecen a grandes compañías".

Pedro Capilla explicó durante su intervención cuál es la postura de España tras el dictamen de septiembre de 2006 de la Comisión Europea que pretende liberalizar el sector. El farmacéutico aseguró que la puesta en marcha del sistema europeo supone "confundir medicación con mercancía y por tanto, tratar al enfermo como consumidor y no como paciente".

Por su parte, el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia, Javier Climent, abordó durante su intervención la ley de Sociedades Profesionales y aseguró que "no es aplicable a la farmacia". A su juicio, las consecuencias de su implantación serían la entrada masiva de multinacionales en el sector y un cambio del modelo sanitario español.

Asimismo, afirmó que el sistema español "garantiza el mayor número de farmacias por habitante y que éstas se encuentren distribuidas según la necesidad de la población".

Por otra parte, el profesor José López Guzmán, director del curso organizado por la Facultad de Farmacia de la Universidad de Navarra, se refirió a la modificación de la Ley foral de Farmacias que pretende, entre otras cuestiones, garantizar una clientela de 700 habitantes por botica. En su opinión, esta variación busca que todas las oficinas de farmacia "sean competitivas" y "tengan asegurado un mínimo de servicios", declaró.