31 de julio de 2006

El 90% de los pacientes con psoriasis mejora las lesiones de la piel con la acción del sol

El 90% de los pacientes con psoriasis mejora las lesiones de la piel con la acción del sol

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La radiación ultravioleta contribuye a mejorar las lesiones provocadas por la psoriasis en el 90 por ciento de los pacientes que padecen esta enfermedad, aunque los expertos coinciden en señalar como recomendación fundamental a estas personas que no olviden tomar el sol de una forma moderada y progresiva. "Una exposición prolongada a los rayos solares puede producir el efecto contrario al deseado y que las quemaduras habituales del periodo estival deriven en la aparición de nuevas placas de psoriasis", explicó hoy el doctor José Luis López Estebaranz, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Fundación Alcorcón de Madrid.

Sobre el lugar elegido para tomar el sol, los especialistas consideran que el ambiente húmedo de la costa y el agua salada del mar repercuten de una forma más beneficiosa en la piel en los pacientes con psoriasis, si se compara con el calor seco y las piscinas de las grandes ciudades. "Una de las razones para establecer esta diferencia es el cloro, que tiende a resecar más la piel, por lo que es bueno ducharse inmediatamente después del baño y aplicarse crema hidratante.", asegura. "Sin embargo -añade-, las condiciones de las zonas de playa son más favorables, aunque también es bueno limpiar bien la piel de restos de arena y salitre".

SIN PROBLEMAS PARA LA DEPILACIÓN

Otra indicación, habitual en esta época y dirigida especialmente a las mujeres, tiene que ver con la depilación. Según el doctor López Estebaranz, la tónica tiene que seguir siendo la misma que durante el resto del año: "Es cierto que el abuso de las cuchillas puede provocar que se traumaticen las placas de psoriasis, por eso es recomendable apostar por métodos que eviten estas lesiones, como la cera fría". Éstas y otras muchas recomendaciones están recogidas en el libro "Vivir con Psoriasis. Ponte en mi piel", publicado recientemente por la asociación de pacientes Acción Psoriasis, con el aval de la Academia Española de Dermatología.

En cualquier caso, según los especialistas, el verano es una época propicia para todos los afectados por esta enfermedad, no sólo por las más que comprobadas propiedades curativas de los rayos ultravioleta solares, sino también por ser un periodo de poco estrés que se asocia a la aparición de menos brotes de psoriasis.

Sin embargo, tal y como apunta el doctor López Estebaranz, algunos pacientes "sí sufren más problemas psicológicos", ya que, al llevar menos ropa, es más complicado ocultar las lesiones de la piel. "No registramos un aumento de las consultas antes del verano buscando soluciones desesperadas ni es una cuestión estacional, pero sí es cierto que algunas personas, dependiendo mucho de su forma de ser, lo pasan peor en estas fechas que en invierno, porque encuentran más dificultades para ocultar las lesiones de psoriasis por el tipo de ropa que se usa en esta época", dice.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel, crónica, de base genética y no contagiosa. La edad media de diagnóstico está en los 30 años, la patología se caracteriza por la presencia de placas rojo-escamosas en forma de brotes, tiene un curso impredecible y afecta al 2 por ciento de la población, es decir, en torno a un millón de personas en España. De ellos, entre el 15 y el 20 por ciento padece psoriasis moderada o grave.

En ese sentido, el doctor López Estebaranz considera que para todas estas personas el verano debe ser como cualquier otra época y que no por ser más propicia debe descuidarse la vigilancia de la enfermedad. "Es importante que los pacientes disfruten, pero también que sigan los tratamientos preescritos por sus dermatólogos y que, en caso de sufrir un brote de psoriasis visiten inmediatamente al especialista", comenta.

Además, en los últimos años la aparición de las terapias biológicas han revolucionado los tratamientos que se pueden aplicar a estos pacientes, mejorando de forma considerable su calidad de vida. Estos fármacos, han demostrado su eficacia a la hora de abordar los brotes de psoriasis de forma efectiva, además de lograr blanquear la piel en un espacio corto de tiempo y ejercer un control de la dolencia más sostenido en el tiempo.