7 de febrero de 2014

El 90% de las necesidades de enfermos terminales mejoran con atención psicosocial

El 90% de las necesidades de enfermos terminales mejoran con atención psicosocial
EUROPA PRESS

BARCELONA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El 90% de las necesidades que experimentan los enfermos avanzados, muy vinculadas a la ansiedad, depresión, sufrimiento, insomnio y dificultades de comunicación con la familia, mejoran con una atención psicosocial, según se desprende de un estudio científico elaborado en base a 60.000 pacientes atendidos los últimos cuatro años en un programa de la Obra Social La Caixa, en coordinación con el Instituto Catalán de Oncología (ICO).

Desde enero de 2009, el Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas ha atendido a 51.550 enfermos y 77.009 familiares, y también ha llevado a cabo una evaluación científica del proyecto pionero en Europa.

El 78% de los pacientes atendidos han sido oncológicos y la edad media del conjunto es de 72,4 años, ha explicado el director científico del programa y del Centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud de Programas Públicos de Cuidados Paliativos en el ICO, Xavier Gómez-Batiste.

El experto ha destacado que el impacto de la intervención es muy rápido, ya que "la mejora del paciente ya se hace evidente entre la primera y la segunda visita", manteniéndose al quinto encuentro, al que puede llevar la atención, que llevan a cabo actualmente 29 equipos de atención psicosocial en 64 hospitales y 95 equipos domiciliarios en todas las comunidades autónomas españolas.

El objetivo de la acción es mejorar la dimensión psicológica del paciente, relacionada con la gestión del sufrimiento, la ansiedad y la depresión; la social, poniendo el acento en la capacidad de relación con las personas más cercanas y la familia, y la dimensión esencial, relacionada con la espiritualidad, dignidad, sensación de paz y aceptación, haya o no creencias religiosas de por medio.

El programa ha evidenciado los valores y necesidades que surgen de los pacientes en estos momentos difíciles, y ahora los promotores del programa se han propuesto trasladarlo a pacientes crónicos avanzados, como podría ser el caso de una anciana de 82 años frágil y con una demencia, ha ejemplificado el experto.

ÚTIL PARA PACIENTES CRÓNICOS

Los patrones que se utilizan para pacientes terminales son "muy útiles" para pacientes crónicos avanzados, ha significado Gómez-Batiste, quien ha indicado que un 1,5% de la población catalana sería susceptible de recibir esta atención.

La acción con pacientes avanzados "no se puede entender sin una atención completa a las familias también", han subrayado el especialista y el director de la Fundación La Caixa, Jaume Lanaspa, que ha destacado que un 92% de los enfermos consideran que han sido muy bien atendidos y más del 80% aseguran que han podido resolver temas difíciles gracias a esta atención.

COMPASIÓN, EMPATÍA Y TERNURA

Es una atención "compasiva, empática y tierna", que se ha convertido en referente internacional para países como Hong Kong, México y EE.UU., como ha evidenciado la profesora en Medicina y Ciencias de la Salud y fundadora y directora del Instituto George Washington para la espiritualidad y la salud, Christina Puchalski.

Puchalski ha destacado que se trata de un "gran modelo para llevar a la práctica", y ha llamado a tener en cuenta el coste de no aplicar este tipo de acciones para mitigar la desolación y el dolor.

La Obra Social La Caixa ha destinado al programa 37,8 millones desde su puesta en marcha, y Lanaspa ha remarcado que con multiplicar la inversión por diez veces se conseguiría atender a todas las personas que necesitan esta atención en España.

De las 380.000 personas que mueren anualmente en España, 120.000 necesitan atención específica en el ámbito de los cuidados paliativos, han explicado los expertos.