14 de diciembre de 2009

El 90% de los médicos españoles no sabe ni dar su 'e-mail' en inglés, según un experto

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El 90 por ciento de los profesionales médicos en España no sabe dar correctamente su 'e-mail' en inglés y sólo el 5 por ciento se atreve a dar conferencias en el extranjero, a pesar de que sus conocimientos en Medicina "son iguales e incluso mejores que los de cualquier médico británico o estadounidense", según afirmó hoy el radiólogo intervencionista del Hospital Reina Sofía de Córdoba Ramón Ribes, durante la presentación en Madrid del último libro de la serie 'Springer Medical English', en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC).

El inglés es el idioma de referencia en el ámbito médico y por este motivo es necesario que el profesional español lo incorpore a su quehacer diario, explicó. De hecho, "España sólo será considerado como un país de primera línea cuando sus profesionales hablen el inglés tan bien como se hace en Holanda o Suecia", aseveró el doctor Ribes durante el acto de presentación del sexto libro de la serie, dedicado a los cirujanos.

"No sólo es necesario entenderlo para poder aplicar los últimos avances médicos en la práctica diaria, también es necesario para poder dar una conferencia, redactar un currículum o solicitar una visita a un hospital en el extranjero", pasos "imprescindibles" para "labrarse una carrera profesional estable" y con proyección internacional, señaló este experto.

"Los médicos españoles tienen pánico a expresarse en inglés por miedo a que les pregunten", especialmente a partir de los 40 años, cuando aprender este idioma se convierte en "una asignatura pendiente para toda la vida", comentó. Como ejemplo de su teoría, el doctor Ribes citó el número de ponencias llevadas a cabo por españoles dentro del Congreso Europeo de Radiología de 2008. "España, con 7.000 radiólogos, sólo presentó 12 comunicaciones orales, mientras Grecia, con tan sólo 2.000, presentó 17", argumentó.

En general, la educación en inglés en España es "bastante deficitaria en todos los niveles", señaló el colaborador de la serie y cirujano del Hospital Carlos Haya de Málaga Pedro Aranda. En este sentido, la serie 'Springer Medical English' tiene como objetivo ayudar al médico a "defenderse" en ámbitos que van desde la Medicina General hasta la cirugía, pasando por Radiología, Atención Primaria, Cardiología e investigación biomédica.

Además, "los libros dan pistas sobre cómo desenvolverse en inglés y ayudan a que el médico pierda el miedo a salir fuera" ofreciéndole metodología para aprender el idioma, gramática médica, guías de conversación, terminología, errores habituales o consejos para dar charlas en congresos, dijo el doctor Aranda.