12 de mayo de 2006

El 83% de los médicos considera que informar más al paciente hipertenso mejoraría su control

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El 83% de los médicos considera que el número de hipertensos controlados aumentaría si conocieran su presión arterial y las cifras que deberían tener, ya que así el paciente se preocuparía más de seguir el tratamiento, según informó hoy la Liga Mundial de Hipertensión (HTA) con motivo de la encuesta 'Close the Gap', presentada con motivo del Día Mundial de la Hipertensión que se celebra mañana.

Esta investigación ha entrevistado a 1.250 médicos de 17 países, entre ellos, España, y ha revelado importantes diferencias entre las pautas recomendadas por las guías internacionales sobre tratamiento y las medidas que realmente se aplican para controlar la hipertensión.

Los resultados de la encuesta 'Close The Gap' (Acorta distancias) revelaron que prácticamente todos los profesionales conocen cuáles son las cifras recomendadas (140/90mmHg) y que lograrlo redunda en un menor riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. Sin embargo, casi la mitad de los médicos, un 40%, se sentiría "satisfecho" con reducir la presión arterial de sus pacientes solamente a "niveles aceptables, sin necesidad de alcanzar a toda costa el objetivo recomendado".

Además, los profesionales consultados sobrevaloraron la cifra de pacientes controlados. Según el informe, esa distancia es considerable, y el 70% piensa que sus pacientes están en los valores recomendados, mientras que los datos epidemiológicos indican que en todo el mundo sólo alcanzan ese objetivo un 30-50% de los hipertensos en tratamiento.

El presidente de la Liga Mundial de la HTA, el doctor Claude Lenfant, declaró que el informe ha identificado "puntos claves" en los que la realidad se distancia claramente de las pautas recomendadas internacionalmente en el control de la hipertensión. El tratamiento de este factor de riesgo es "difícil y complejo", y esperan que la encuesta sirva para buscar soluciones en colaboración con otros profesionales y ampliar "el número de hipertensos controlados en el mundo".