23 de junio de 2012

El 80% de los pacientes que van a las clínicas de estética tienen importantes alteraciones en cuello y escote por el sol

El 80% de los pacientes que van a las clínicas de estética tienen importantes alteraciones en cuello y escote por el sol
EUROPA PRESS

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) ha alertado de que ocho de cada diez pacientes que acuden a una clínica de medicina estética tienen importantes alteraciones en la piel del cuello y el escote como consecuencia de la sobreexposición al sol. Por ello, la asociación ha iniciado una campaña para informar a la sociedad sobre los peligros que tienen los rayos del sol en estas partes del cuerpo.

"Estamos viendo que cada vez vienen a nuestras clínicas personas con un rostro bien cuidado y una piel brillante, mientras que en cuello y escote manifiestan síntomas de envejecimiento. La fotoprotección está muy concienciada en la cara y brazos, sin embargo es necesario extenderla al cuello y escote para poder disminuir los procesos de envejecimiento de la piel en estas zonas y prevenir males mayores", ha comentado el miembro de la junta de la SEME Alberto Morano.

Además, la Sociedad ha comenzado a diseñar un estudio para conseguir un filtro solar específico para la protección de cuello y escote dada la importancia que está adquiriendo y la diferencia de la calidad de la piel de esta parte del cuerpo con respecto a la de la cara. En este estudio, en fase de diseño, se involucrarán 100 clínicas de Medicina Estética de toda la geografía española y la industria farmacéutica.

Para evitar estas alteraciones, la Sociedad ha aconsejado iniciar la preparación de la piel del cuello y del escote durante el invierno, aplicando cremas nutritivas y realizando 'peelings' revitalizantes que engrosan la epidermis y la nutren. Además, recomiendan aumentar la producción de antioxidantes que combatan los radicales libres que deterioran y envejecen la piel, realizar una alimentación sana, abundante en vitaminas B, C y E, a base de frutas, verduras, pescados y legumbres, que ayudan a un bronceado natural.

Comenzar a tomar el sol progresivamente, empezando a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, utilizar las cremas de protección solar, usar sombreros amplios, gorros, pamelas, beber abundantes líquidos y extremar las medidas de precaución con algunos medicamentos como antibióticos y anticonceptivos, ayudan también a evitar estos problemas en la piel.

Otras de las recomendaciones que realiza la SEME para cuidar el cuello y el escote es nutrir y calmar la piel tras la exposición solar, mediante cremas regeneradoras, nutritivas y compresas de factores de crecimiento epidérmico o de vitaminas. Por último, avisa de la importancia de acudir al médico si se observa alguna modificación de pequeñas arrugas, manchas o pecas.

"Quizá en las consultas de nuestros asociados son las personas mayores de 40 años las que presentan más signos de posibles enfermedades derivadas del sol en cuello y escote ya que los jóvenes están más concienciados e informados de la fotoprotección de la piel, aún así, es importante hacer llegar a la sociedad la necesidad de la fotoprotección para estas partes del cuerpo", ha comentado la presidenta de la SEME, Petra Vega.

Por su parte, el miembro de la Junta de la SEME Alberto Morano, miembro de la Junta de la SEME ha asegurado que cada vez más acuden a las clínicas personas con un rostro bien cuidado y una piel brillante, pero con un cuello y escote que presentan síntomas de envejecimiento. "La fotoprotección está muy concienciada en la cara y brazos, sin embargo es necesario extenderla al cuello y escote para poder disminuir los procesos de envejecimiento de la piel en estas zonas y prevenir males mayores", ha recalcado.