30 de noviembre de 2012

El 50% de los españoles asegura sentirse "incómodo" si un compañero de colegio de su hijo tiene el VIH

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 50 por ciento de los españoles asegura sentirse "incómodo" si un compañero de colegio de su hijo tiene el VIH, el 27 por ciento si es un compañero de trabajo y el 39,5 por ciento si padece esta enfermedad la persona que trabaja en la tienda habitual, según ha mostrado el estudio 'Actitudes de la población española hacia las personas con VIH. Evolución 2008-2012', realizado por la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (SEISIDA) en colaboración con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y la Universidad del País Vasco (UPV).

No obstante, pese a estos datos, la encuesta refleja que la sociedad ha evolucionado con respecto a esta enfermedad ya que hace unos años había "más personas" que se sentían más incómodas si alguien de su entorno tenía el VIH.

"Todavía más de 13 millones de españoles (casi un 29%) intentaría evitar el contacto con una persona con VIH. Sin embargo, afortunadamente, destaca, esta cifra es menor que la de 2008, cuando uno de cada tres españoles (33%) aseguraba que evitaría el contacto", ha comentado la autora del trabajo, M. José Fuster.

A su juicio, estas "actitudes negativas" se traducen en el apoyo a "políticas segregacionistas". Y es que, actualmente, según ha denunciado, más de 6,5 millones (casi un 14%) de españoles estaría de acuerdo en que, "en ciertos lugares", la ley obligara a las personas con VIH a estar separadas del resto de la población para proteger la salud pública.

Además, una "cifra similar" reconoce ser partidaria de que los "nombres de las personas con VIH se hicieran públicos" para que quien quisiera pudiera evitarlos.

Como dato positivo, ha reconocido que "actitudes segregacionistas" han evolucionado y, mientras que en 2008 los porcentajes de personas que apoyaban estas políticas rondaban el 20 por ciento, en 2012 son un poco más del 13 por ciento.

Asimismo, el documento también ha desvelado que, a pesar de todos los esfuerzos realizados en los últimos años, no se ha mejorado el grado de desconocimiento de algunas personas sobre las vías de transmisión del VIH. Por ejemplo, según ha explicado Fuster, todavía "uno de cada tres" españoles cree que el virus se puede transmitir por la "picadura de un mosquito", o casi un 15 por ciento piensa que "compartir un vaso de agua puede ser una vía de transmisión".

Otros datos llamativos del informe son que el 15 por ciento piensa que si una persona con VIH tose o estornuda "puede transmitir el VIH" o que casi un 14 por ciento cree que se puede adquirir el VIH por usar un baño público. "Aunque los porcentajes son bajos la creencia de una fácil transmisión del VIH por "contacto social" influye en las actitudes discriminatorias ante las personas con VIH", ha recalcado.

Ahora bien, gracias a la evolución positiva de la sociedad española en estos cuatro años, actualmente "más de 8 millones" (17,2%) mantendría una "relación de pareja" con una persona con VIH, cifra que en 2008 era inferior al 6,5 por ciento.

Esto quiere decir, según ha destacado la investigadora, que gracias a las políticas y actuaciones realizadas en estos últimos años por los agentes que trabajan en el ámbito del VIH y el sida --ONG, sociedades científicas o autoridades sanitarias-- los españoles "están normalizando" nuestra relación con el VIH. "Sin embargo, las medidas adoptadas por el gobierno en relación a la salud en general, y al VIH en particular, van a suponer un retroceso en los logros conseguidos", ha zanjado.