13 de marzo de 2008

Un 42% de enfermos obesos tiene alguna patología psiquiátrica asociada a la obesidad

Un 42% de enfermos obesos tiene alguna patología psiquiátrica asociada a la obesidad
EP

BARCELONA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un 42% de los enfermos obesos tiene alguna patología psiquiátrica asociada a la obesidad, según datos de un estudio de la psicóloga del Institut Universitari Dexeus, Cristina Martínez, realizado con pacientes intervenidos de balón gástrico en este centro y presentado hoy en la XXIII Jornada de Terapia del Comportamiento y Medicina Conductual en la Práctica Clínica.

De este 42%, cerca de un 23% padece el llamado 'trastorno por hartazgo', episodios de sobreingesta; un 12% depresión y un 7% otros trastornos de conducta, cognitivos o mentales. El estudio se presentará mañana en la jornada.

Una detección precoz psicológica y psiquiátrica y un seguimiento posterior del paciente que se tiene que someter a una intervención quirúrgica de cirugía bariátrica o de la obesidad mejora el resultado de la operación y favorece y acelera la recuperación del paciente, según el Instituto Universitari Dexeus.

En concreto, la técnica del balón intragástrico combinada con una reeducación alimentaria y cognitiva del paciente mejora su imagen corporal y su estado de ánimo, hecho que favorece que se recupere más rápido de la intervención y que la pérdida de peso sea significativa desde el primer día, mejorando su calidad de vida.

Las intervenciones psicológicas en los pacientes obesos inciden en las vertientes conductual y cognitiva. La terapia conductual enseña a través de una reeducación alimentaria las pautas de nuevos hábitos alimenticios, estableciendo estrategias de control de estímulos, modificando el estilo de alimentación en relación a una dieta sana y equilibrada y también a modificar los patrones de la actividad física.

Desde el punto de vista cognitivo, se tratan los pensamientos distorsionados, la imagen corporal negativa, el bajo estado de ánimo o la desmotivación con mensajes positivos para mejorar la autoestima.

El Institut Universitari Dexeus ha constatado que los pacientes a los que se les ha practicado este tipo de cirugía bariátrica y no han recibido apoyo psicológico están más insatisfechos con su imagen corporal y tienen más trastornos psicológicos, que los enfermos que han sido evaluados y tratados antes de la operación.

La intervención psicológica en las operaciones de balón intragástrico consisten en una visita previa a la operación donde se evalúa al paciente mediante un cuestionario para detectar patologías alimentarias o psicopatológicas asociadas y una entrevista donde se valoran las actitudes, conductas, comportamiento, antecedentes personales y motivación.

Tras la intervención se hace un seguimiento mediante visitas de control, donde se realiza una valoración de la percepción de la imagen corporal que tiene el paciente y la adaptación de nuevos hábitos alimenticios. La media de reducción de peso por la colocación de un balón gástrico es de 20 kilogramos en siete meses.

La obesidad, que afecta a un 14,5% de adultos y un 13% de niños españoles, puede reducir la esperanza de vida hasta siete años y favorece enfermedades como la diabetes, la artritis y la artrosis, el tromboembolismo pulmonar, hernias, varices, cáncer o afecciones dermatológicas.