22 de enero de 2006

40.000 madrileños de entre 15 y 64 años son consumidores habituales de cocaína

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

40.000 madrileños de entre 15 y 64 años son consumidores habituales de cocaína, cifra que se desprende de la última Encuesta Domiciliaria sobre Drogas, correspondiente a 2003, que pone de manifiesto que el 1 por ciento de los ciudadanos de la Comunidad de Madrid, de entre 15 y 64 años, consume cocaína de forma habitual (en los 30 días previos a la encuesta).

Además, la Encuesta de Población Escolar 2004, publicada por la Agencia Antidroga, refleja que el 3,4 por ciento de los adolescentes de la región de entre 14 y 18 años consume cocaína de forma habitual, cifras que indican un fuerte incremento del consumo de cocaína en menores, aunque las cifras de Madrid, al igual que en el caso de los adultos, están por debajo de la media nacional, situada en el 3,6 por ciento.

MÁS DE 12.300 ADICTOS ATENDIDOS

Estos datos fueron facilitados hoy por el consejero de Sanidad y Consumo, Manuel Lamela, durante su visita a las instalaciones del Centro de Atención Integral al Cocainómano, ubicado en la Clínica Nuestra Señora de la Paz, uno de los centros de la Agencia Antidroga integrado en la red asistencial de la Consejería de Sanidad y Consumo, que en total han atendido ya a más de 12.300 adictos, lo que supone que la cocaína ha superado a la heroína a la hora de solicitar tratamiento.

Lamela subrayó que "los excelentes resultados obtenidos muestran el gran esfuerzo que la red de drogodependencias de la Comunidad está realizando para adaptarse a los nuevos perfiles de pacientes con adicción a drogas, especialmente a la cocaína". En este sentido, recordó que "es imprescindible que la Administración y otros actores sociales advirtamos a la población de los graves riesgos que implica el consumo de drogas, en particular la cocaína" y subrayó "el papel esencial de los medios de comunicación en esta labor".

El Centro de Atención Integral al Cocainómano (CAIC), gestionado por la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios, es un servicio asistencial público único, pues es el único destinado al tratamiento en régimen residencial exclusivo del paciente cocainómano. La Agencia Antidroga presta asistencia a pacientes adictos a la cocaína a través de otros dispositivos, fundamentalmente los Centros de Atención Integral de Drogodependencias (CAIDs).

CONSUME ENTRE 1 Y 5 GRAMOS AL DÍA

El perfil del paciente del CAIC es el de un varón, en el 80 por ciento de los casos, con una edad media de 35 años y de nivel socioeconómico medio, que en su mayoría consumían entre uno y cinco gramos de cocaína al día.

El objetivo del CAIC es atender las necesidades de salud física y mental de los pacientes adictos para lo que dispone de 25 habitaciones individuales, cuatro despachos de consulta psiquiátrica, dos de consulta psicológica y otras dos para consulta neurológica. Además, los pacientes disponen de una sala de terapia ocupacional y piscina climatizada.

El CAIC atendió en 2005 a 141 pacientes, de los que el 55 por ciento finalizó el tratamiento (de uno a tres meses, según el paciente) recibiendo el alta terapéutica, mientras que el 24 por ciento prosiguió tratamiento en otro centro y el 21 por ciento restante no finalizó el programa. El ingreso es voluntario, y se produce a través de la derivación del paciente desde otros recursos de la Agencia Antidroga.