26 de enero de 2006

Entre el 40% y el 57% de los militares que participan en operaciones en países del Tercer Mundo padece diarreas

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Una de cada tres personas que viajan a zonas de riesgo (Caribe, Sudamérica, Centroamérica, Africa y Asia) padece enfermedades diarreicas, porcentaje que oscila entre el 40% y el 57% en el caso de los militares que participan en operaciones o ejercicios en países del Segundo o Tercer Mundo.

Así lo puso hoy de manifiesto el doctor José Ramón de Juanes, jefe del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Doce de Octubre, durante la presentación en FITUR de una campaña de prevención frente a enfermedades diarreicas del viajero, emprendida por la Sociedad Española de Medicina Tropical y Salud Internacional.

Según los expertos, los militares y cooperantes tienen más riesgo de sufrir enfermedades diarreicas que los turistas o ejecutivos por viaje de negocios, debido a la mayor exposición a alimentos o aguas contaminadas y a que sus estancias en estos países suelen ser largas.

El doctor De Juanes apuntó que las enfermedades diarreicas son las más frecuentes entre los viajeros a zonas de riesgo, y advirtió que alguna de estas patologías, que afectan indistintamente a turistas, militares, cooperantes o viajeros de negocios, se pueden evitar o minimizar mediante vacunas y siguiendo unas mínimas medidas higiénicas.

En algunas zonas, las diarreas tienen nombre propio. Así, en México la llaman 'La Venganza de Moctezuma'; en Egipto, 'La Venganza del Faraón' o 'Cairo quick step'; en Marruecos, 'Casablanca crud'; y en Birmania, 'Rangoon Run'.

ELEVADA MORTALIDAD DEL COLERA.

La más grave de estas enfermedades intestinales es el cólera, provocada por la bacteria 'Vibrio cholerae', frecuente en algunos países en desarrollo. En los casos leves provoca diarrea, mientras que en los graves aparece bruscamente diarrea acuosa, náuseas y vómitos, dando como resultado una grave deshidratación.

El cólera se trasmite por la ingesta de agua o alimentos contaminados y puede ser mortal. De hecho, el número real de casos de cólera anuales está infranotificado y sin tratamiento, aunque se calcula que el 'Cholera gravis' tiene un 50% de letalidad.

No obstante, la enfermedad más frecuente es la diarrea del viajero, causada por la tóxina enterotoxigénica del 'Escherichia coli' (ETEC). Se manifiesta con diarrea acuosa, retortijones, náuseas, vómitos y fiebre, y en un 30% de los casos hay que guardar cama.

Actualmente, existe una vacuna oral para adultos y niños que protege hasta un 85% del cólera, y que demuestra una eficacia protectora frente a ETEC de alrededor del 60% en viajeros. Además, los expertos dan una serie de recomendaciones para las personas que vayan a viajar a estos países de riesgo, como no comer carne, pescado o marisco crudo o poco hecho; sólo comer frutas y vegetales si están pelados personalmente o cocinados, evitando alimentos en puestos ambulantes; tomar bebidas sin hielo o bebidas calientes; y cepillarse los dientes con agua embotellada.

Igualmente, insisten en que antes de iniciar un viaje a zonas de riesgo hay que visitar un centro de vacunación con tiempo (hay 50 repartidos por España) y tener en cuenta que cada viajero se ha de tratar de manera individualizada.