22 de septiembre de 2014

Las 23 organizaciones de servicio Osakidetza disponen ya de planes específicos de euskera

VITORIA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las 23 organizaciones de servicio que conforman Osakidetza disponen ya de un plan de euskera propio acorde con su ámbito de actuación, con el fin de alcanzar los objetivos contemplados en el 'II Plan de Euskara de Osakidetza' y mejorar la calidad del servicio garantizando los derechos lingüísticos de todos los ciudadanos.

El director de Recursos Humanos de Osakidetza, José María Armentia, ha dado a conocer este dado en una comparecencia ante la Comisión de Salud del Parlamento vasco, en la que ha explicado los avances registrados en la aplicación de este plan de euskera.

Armentia ha adelantado que se ha iniciado ya el despliegue de las 14 medidas consideradas prioritarias en el plan. A través de estas medidas se pretende garantizar la presencia y el uso del euskara como lengua de servicio, oral y escrita, tanto en las relaciones externas como en las relaciones internas, posibilitando que ésta pueda ser lengua de trabajo en los servicios y unidades en los que "se den las condiciones necesarias para ello".

Otras medidas desarrolladas han sido la creación del grupo de trabajo para trabajar en la Historia Clínica Bilingüe, la propuesta para las contrataciones eventuales en unidades prioritarias, la formación a responsables y mandos intermedios, o los convenios y acuerdos con otras instituciones.

El 'II Plan de Euskara de Osakidetza', con un horizonte de seis años y la previsión de realizar dos evaluaciones a los tres y a los seis años, se sustenta en los principios generales de respeto a los derechos lingüísticos, mejora de la calidad del servicio asistencial (ofreciendo servicios en euskara) y principio de progresividad.

Este último hace referencia a la necesidad de priorizar los servicios de las zonas con mayor porcentaje de vascoparlantes y los servicios generales más próximos a la ciudadanía.

RECURSOS NECESARIOS

Mediante el plan se pretende que Osakidetza pueda anticiparse a la demanda de los ciudadanos, "sin trasladar exclusivamente a estos la responsabilidad de solicitar a la Administración atención en Euskara". Por tanto, se considera que son "necesarias medidas para garantizar que la persona usuaria pueda utilizar la lengua que prefiera al ser atendida y cuando reciba asistencia, tanto en Atención Primaria como en Especializada".

Además, se prestará una especial atención a los documentos que se utilizan en el ámbito de la asistencia sanitaria, así como en la documentación que compone la historia clínica. También se pretende dar pasos en las comunicaciones entre las organizaciones de servicio y su personal empleado. Asimismo, se contempla la importancia de proporcionar a los profesionales los recursos necesarios para facilitar el desarrollo de su labor en euskera.