26 de junio de 2014

El 20,39% de los pensionistas ha dejado de comprar fármacos prescritos por motivos económicos, según la FADSP

El 20,39% de los pensionistas ha dejado de comprar fármacos prescritos por motivos económicos, según la FADSP
EUROPA PRESS

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 20,39 por ciento de los pensionistas ha dejado de comprar medicamentos prescritos por el médico por motivos económicos, según el 'Informe sobre la asistencia sanitaria tras los recortes y los planes de sostenibilidad', elaborado por la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), en 46 centros sanitarios de la Comunidad de Madrid.

Además, el trabajo ha mostrado que el 25,92 por ciento de los parados, y el 1,77 por ciento de las personas con trabajo, han tenido también que dejar de comprar sus fármacos como consecuencia de los recortes y la crisis económica.

Para llevar a cabo el estudio se han realizado una encuesta, entre el 10 de mayo y el 10 de junio, a unos 1.107 usuarios de 46 centros sanitarios de la Comunidad de Madrid con el objetivo de conocer la utilización que realizan de los servicios sanitarios así como su opinión sobre los mismos.

De todos ellos, el 70,82 por ciento consumía algún medicamento y el 2,8 por ciento fármacos de uso hospitalario. La cantidad mensual que pagan por ellos era de unos 10,41 euros. En este sentido, los resultados han desvelado que el 14,76 por ciento de los consumían medicamentos habían dejado de comprar alguno por motivos económicos, los cuales estaban en el grupo de ingresos familiares inferiores a 1.000 euros y presentaban unos ingresos mensuales por persona de 295 euros.

ELEVADOS TIEMPOS DE ESPERA

Por otra parte, el informe ha reflejado que la media de tiempo de espera para acudir a una consulta con el especialista era de 3,30 meses; para la realización de una prueba diagnóstica de 53,68 días; y para someterse a una intervención quirúrgica de 7,13 meses.

"Estos tiempos son intolerables y demuestran que la información que aportan las administraciones sanitarias es simple y llanamente falsa. Sólo el 6,5 por ciento de las consultas del especialista cumplen con la recomendación del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) de que tengan una demora máxima de 15 días, y nada menos que el 19,3 por ciento tienen una espera superior a 6 meses", ha señalado la organización.

Algo parecido, prosigue, ocurre con las pruebas diagnósticas donde el 43,8 por ciento de los casos esperan más de un mes y el 7,4 por ciento más de seis meses. "Una situación de esperas excesivas que empeoran notablemente la calidad de la atención sanitaria y que suponen un riesgo para la salud de las personas", ha apostillado la FADSP.

Del mismo modo, ha denunciado que hay un "elevado" porcentaje de derivaciones al sector privado de pruebas e intervenciones quirúrgicas ya que, según se desprende del informe, en un 37,53 por ciento de los casos se señaló que habían intentado derivarles al sector privado, "contradiciendo" las declaraciones oficiales y poniendo de relieve que, hay una "política sistemática de derivación", la cual, a su juicio, coincide con una "infrautilización" de los recursos del sistema sanitario público.

Ahora bien, el informe ha mostrado que la opinión que tienen los usuarios del sistema sanitario sobre los profesionales es "buena o muy buena", ya que sólo el 13 por ciento de las personas encuestadas han reconocido estar "poco o nada satisfechas" con la atención recibida.

"La conclusión final es que el sistema sanitario en la Comunidad de Madrid tiene graves problemas de demoras en la atención, y que se esta produciendo una barrera en el acceso a las prestaciones farmacéuticas en las personas con bajas rentas, de manera que muchas de ellas dejan de tomar los tratamientos prescritos con los problemas secundarios que ello producirá, negándoles en la practica el derecho a la protección a la salud reconocido en la Constitución", ha zanjado la FADSP.