5 de octubre de 2009

Unas 2.000 familias dominicanas se beneficiarán del proyecto de FUDEN y Valencia para mejorar la AP en el país

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fundación para el Desarrollo la Enfermería (FUDEN), la Generalitat Valenciana y la Secretaría de Estado de Salud de la República Dominicana (SESPAS) trabajan en un proyecto para mejorar, en un periodo de cinco años, la salud de 2.000 familias residentes en los bateyes, una comunidad rural de República Dominicana, y reducir allí el impacto de las enfermedades infecciosas.

En concreto, esta iniciativa busca fortalecer la calidad de los servicios de atención comunitaria, dando continuidad a una actuación anterior que benefició a otras 2.000 familias, y apoyar así el proceso de introducción del modelo de Atención Primaria en esta zona.

Según explica Alberto Belvis, enfermero de salud comunitaria español que ha trabajado en los bateyes de Monte Plata, una de las zonas más empobrecidas de República Dominicana, entre las actuaciones ya realizadas destaca la formación de 25 enfermeras en AP.

"Los contenidos de los cursos se centraron en la Enfermería Comunitaria, con el fomento de la calidad de vida de la población a través del autocuidado, la promoción de hábitos saludables y la prevención de la enfermedad. Otra parte destacada fue la actuación en caso de emergencias y catástrofes, porque estamos hablando de un país expuesto a huracanes y a problemas medioambientales", indicó.

El programa ha contratado también a 18 enfermeras para trabajar en la identificación de los problemas de salud de los bateyes. "Primero se reúnen con los líderes comunitarios y con todas las personas que les pueden aportar información. Después recogen los datos epidemiológicos sobre enfermedades infecciosas --como la diarrea, la tuberculosis o el paludismo-- y patologías crónicas como la diabetes o la hipertensión. Con estos datos, las enfermeras abordan un plan de acción para plantear soluciones", detalló.

Los bateyes también han recibido material destinado a facilitar el trabajo de las enfermeras --como maletines de enfermería, instrumental para curas y atención pediátrica--, junto con recursos docentes, formativos y bibliográficos, como un manual de autocuidados destinado a la población. También se ha enviado equipamiento para los pacientes, como bastones, muletas, andadores o camas hospitalarias.

"Es un proyecto en el que la Enfermería está liderando la promoción de los autocuidados, está favoreciendo cambios en la población, ha conseguido disminuir la morbimortalidad, está trabajando tanto los recursos sanitarios como los estilos de vida y el medio ambiente y está promoviendo a la mujer para combatir la violencia doméstica", concluyó Belvis.