4 de abril de 2019

100.000 españoles optan por ser hospitalizados en su propio domicilio cada año

100.000 españoles optan por ser hospitalizados en su propio domicilio cada año
SEHAD

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Más de 400 expertos de 38 países como Israel o Australia se reunirán este viernes y sábado en Madrid en el I Congreso Mundial de Hospitalización a Domicilio (HAD), que tiene el objetivo de fijar un estándar a nivel global sobre este modelo asistencial, en el que España es "un referente mundial" con sus 100.000 altas voluntarias al año, 2.000 plazas y 116 unidades en todas las CCAA, salvo Castilla-La Mancha y Extremadura.

La HAD surgió como alternativa a la hospitalización convencional a mediados del siglo XX en Estados Unidos. En España, el primer centro sanitario que apostó por la hospitalización de los pacientes en su domicilio fue el antiguo Hospital Provincial de Madrid, hoy Hospital Universitario Gregorio Marañón. Después, llegaron otros como el Hospital de las Cruces de Vizcaya (1983) o los hospitales Virgen del Rocío de Sevilla y Marqués de Valdecilla de Santander, ambos en 1984.

En estos casi 40 años de trayectoria, han conseguido que 1 de cada 5 hospitales españoles cuente con una Unidad de Hospitalización a Domicilio. En cualquier caso, todavía existe una cama a domicilio por cada 30 convencionales en centros hospitalarios. Desde la Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio (SEHAD), no obstante, ven potencial de crecimiento: "Un 30 por ciento de las 4,5 millones de hospitalizaciones en España se podrían hacer en casa. Esto ahorra entre el 30 y el 70 por ciento de los costes", explica Oriol Estada, coordinador del plan estratégico de SEHAD.

Los centros sanitarios que cuentan con este tipo de atención domiciliaria pueden ofrecer al paciente esta asistencia si cumplen una serie de criterios, y siempre que ya no precisan de toda la infraestructura hospitalaria pero todavía necesitan de vigilancia activa y asistencia compleja. Sus ventajas, según defienden estos expertos, es que ofrece mayor comodidad al paciente y le implica más en su enfermedad, ahorra costes, libera recursos hospitalarios o asegura la calidad asistencial.

La procedencia de los pacientes es variada. Pueden tratarse enfermedades agudas como infecciones, trombosis venosas, diverticulitis hasta enfermedades crónicas o cuidados paliativos. Los profesionales de este 'nuevo' modelo asistencial también se pueden encargar de intervenciones puntuales, como transfusiones de sangre.
En 2006, la atención hospitalaria a domicilio fue incluida en la Cartera de Servicios Comunes del Sistema Nacional de Salud (SNS). Sin embargo, aún "no se dispone de un marco regulatorio común a nivel estatal ni acreditación de la formación de los especialistas" excepto en País Vasco y Comunidad Valenciana, lamenta la presidenta de SEHAD, Beatriz Massa.

"LA IMPLANTACIÓN IRREGULAR ES UNA BARRERA"

Esta falta de homologación provoca que su implantación sea "irregular" en el territorio nacional, critican desde SEHAD, que lidera la organización de este I Congreso Mundial sobre esta alternativa asistencial. Todo esto hace que sean los gerentes de los hospitales quienes tomen la decisión de poner en marcha un servicio de este tipo, y que en unas haya solo profesionales de Medicina y Enfermería y en otros también psicólogos, trabajadores sociales o fisioterapeutas.

Por ello, SEHAD ha liderado varias estrategias para lograr el reconocimiento formal de las administraciones. Por ejemplo, el Congreso aprobó el pasado junio una Proposición No de Ley (PNL) para pedir al Gobierno la homogeneización de la hospitalización a domicilio en toda España. Por otra parte, están trabajando con el Ministerio de Sanidad para el impulso de un diploma de acreditación oficial destinado a los profesionales que participan en esta forma de hospitalización. Este proceso, al que se comprometió el anterior Gobierno, "ha quedado paralizado" tras la moción de censura.

"Cada comunidad autónoma decide qué hacer. Esto es una auténtica barrera. Confiamos en poder conseguir la acreditación con el Ministerio, tras tres años de trabajo. Tenemos áreas de mejora y necesitamos el apoyo de las instituciones. Nos complace que Andalucía haya anunciado que va a incorporar los cuidados paliativos en la atención domiciliaria. Esa es la línea", detalla Massa.

En este sentido, Oriol Estada considera que la hospitalización a domicilio tiene "mucho que aportar" al sistema sanitario español, debido a la falta de recursos, tanto materiales comom humanos, que ha sufrido en los últimos años por la crisis económica, así como una población cada vez más envejecida y, por tanto, con mayores problemas de cronicidad. "En los próximos años, estoy convencido de que va a ser un motor de cambio para lograr una sanidad más sostenible", avanza.

Contador

Lo más leído