Utilizan células madre de ratón para crear embriones artificiales

Utilizan células madre de ratón para crear embriones artificiales
25 de julio de 2018 PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) han utilizado células madre de ratón para producir estructuras parecidas a embriones artificiales capaces de "gastrulación", un paso clave en la vida de cualquier embrión.

El equipo, cuyo trabajo ha sido publicado en la revista 'Nature Cell Biology', creó anteriormente una estructura más simple que se asemejaba a un embrión de ratón en cultivo, a través de la utilización de dos tipos de células madre, las "células maestras" del cuerpo, y un andamio tridimensional en el que poder crecer.

Ahora los investigadores han desarrollado aún más las estructuras embrionarias, utilizando tres tipos de células madre para reconstruir un proceso conocido como gastrulación, un paso esencial en el cual las células embrionarias se autoorganizan para formar un embrión.

Una vez que un óvulo de mamífero ha sido fertilizado por un espermatozoide, se divide varias veces para generar una pequeña bola flotante que comprende tres tipos de células madre. En la etapa de desarrollo conocida como la etapa de "blastocisto", las células madre particulares hacen que el futuro cuerpo (las células madre embrionarias (ESC)) se agrupen dentro del embrión hacia un extremo.

Los otros dos tipos de células madre en el blastocisto son las células madre trofoblásticas extra embrionarias (CET), que formarán la placenta, y las células madre del endodermo primitivo (CPA), que formarán el saco vitelino, asegurando así que los órganos del feto se desarrollen adecuadamente y proporcionando los nutrientes esenciales.

En marzo de 2017, los expertos publicaron un estudio que describía cómo, usando una combinación de ESC y TSC de ratón genéticamente modificados, junto con un andamio 3D "gelatina" conocido como matriz extracelular, podían cultivar una estructura capaz de ensamblarse y cuyo desarrollo y arquitectura se parecían mucho al embrión natural.

Sin embargo, faltaba un paso clave en la vida del embrión: la gastrulación, descrita por el biólogo Lewis Wolpert como "el momento más importante de su vida". La gastrulación es el punto en el cual el embrión se transforma de una sola capa a tres capas: una capa interna (endodermo), capa intermedia (mesodermo) y capa externa (endodermo), determinando en qué tejidos u órganos se desarrollarán las células.

"La gastrulación adecuada en el desarrollo normal solo es posible si tienes los tres tipos de células madre. Para reconstruir este baile complejo, tuvimos que agregar la tercera célula madre que faltaba. Al reemplazar la gelatina que utilizamos en experimentos anteriores con este tercer tipo de células madre, pudimos generar estructuras cuyo desarrollo fue asombrosamente exitoso", han señalado los expertos.

Los investigadores dicen que ahora deberían estar en condiciones de comprender mejor cómo los tres tipos de células madre interactúan para permitir que el embrión se desarrolle, alterando experimentalmente las vías biológicas en un tipo de célula y viendo cómo esto afecta el comportamiento de uno, o ambos, de los otros tipos de células.

Contador