Respirar aire contaminado durante el embarazo aumenta el riesgo de tensión elevada en los hijos

12.153 personas murieron en España en 2016 debido a enfermedades hipertensivas, según el INE

Respirar aire contaminado durante el embarazo aumenta el riesgo de tensión elevada en los hijos
16 de mayo de 2018 PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Un estudio publicado en la revista 'Hypertension', de la 'American Heart Association', ha demostrado que los niños que estuvieron expuestos a niveles altos de contaminación durante el tercer trimestre del embarazo de sus madres tienen hasta un 61 por ciento más de probabilidades de tener la presión arterial sistólica elevada en la infancia.

Este informe, del que se hace eco la Fundación Española del Corazón (FEC) con motivo del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, que se celebra este jueves, ha examinado a un total de 1.293 madres y a sus hijos, quienes fueron sometidos a mediciones de presión arterial desde los 3 hasta los 9 años. El estudio tuvo en cuenta la existencia de factores que influyen en la presión arterial infantil, como son el bajo peso al nacer y el tabaquismo en las madres.

Hasta ahora, se sabía que una mayor exposición a la contaminación del aire en el tercer trimestre del embarazo, periodo en que el aumento del peso del feto es más rápido, influía en el bajo peso del recién nacido; pero este estudio asocia, además, los altos niveles de contaminación con la presión arterial elevada independientemente del peso del bebé al nacer.

Según la investigación, la exposición de la mujer a partículas finas antes del embarazo no se asocia con presión arterial en su descendencia, lo que proporciona evidencia del impacto significativo de la exposición intrauterina. Las partículas finas son una forma de contaminación del aire producida por vehículos motorizados y la quema de petróleo, carbón o biomasa que, se ha demostrado, ingresan en el sistema circulatorio afectando negativamente a la salud.

Por eso, los autores del estudio han señalado que "los resultados obtenidos refuerzan la importancia de reducir las emisiones de partículas en suspensión de menos de 2,5 micras en el medio ambiente". "La exposición no sólo aumenta el riesgo de enfermedad y muerte en las personas directamente expuestas, sino que también puede cruzar la barrera placentaria durante el embarazo, afectando al crecimiento fetal
y aumentando su riesgo de presión arterial elevada", han advertido.

MORTALIDAD POR ENFERMEDADES HIPERTENSIVAS EN ESPAÑA

Un total de 12.153 personas murieron en España en 2016 a causa de enfermedades hipertensivas, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre las causas de muerte en nuestro país. De esas, 8.245 eran mujeres y 3.908, hombres.

Sin embargo, los datos del estudio Di@bet.es, publicado en la Revista Española de Cardiología (REC), ponen de manifiesto que los hombres (49,9 por ciento) sufren más hipertensión que las mujeres (37,1). "Las mujeres suelen tener la tensión arterial más baja que los hombres durante edades más tempranas, pero después de la menopausia suelen tener tensiones más elevadas que ellos y con peor control, por lo que aumenta la mortalidad de las enfermedades cardiovasculares relacionadas con la hipertensión en éstas", ha explicado la doctora Petra Sanz, miembro del Consejo de Expertos de la FEC.

Por último, la FEC recuerda que la hipertensión es un factor de riesgo "determinante" en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y la importancia de tener controlados los niveles de tensión arterial. De hecho, en España el 42,6 por ciento de la población adulta tiene
hipertensión y el 37,4 de los hipertensos está sin diagnosticar, según el estudio Di@bet.es.

Contador