La postura del pie en niños tiende a neutralizarse al aumentar la edad

La postura del pie en niños tiende a neutralizarse al aumentar la edad
3 de abril de 2018 JAVIER ALONSO GARCÍA

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La postura del pie en niños tiende a neutralizarse al aumentar la edad, según el estudio titulado 'Desarrollo postural del pie en niños de 5 a 11 años, un estudio prospectivo' realizado por profesores de Podología de la Universidad de Extremadura (UEX) y la Universidad de Málaga, en el que se ha visto que entre el 6 y el 10 por ciento de los estudiados con pie plano al inicio del trabajo presentaban un pie neutro o normal cuando finalizó el estudio.

Este es, según el equipo de la UEX, el primer estudio que valora una muestra amplia de niños, en total 1.032 de colegios de Plasencia (Cáceres) y Málaga, a lo largo de un largo periodo de tiempo, tres años. De esta forma, se ha podido hacer un seguimiento exhaustivo de la evolución de la postura de los pies de los niños.

El trabajo ha puesto de manifiesto "la importancia de valorar la postura del pie a lo largo de un período de tiempo prudencial, al menos 2 o 3 veces en un año o año y medio, antes de implantar un tratamiento ortopodológico, siempre que el pie plano o pronado del niño no lleve asociado dolor o inestabilidad en la marcha. Si el pie plano del niño duele o afecta a la marcha, es necesario poner tratamiento ortésico, en caso contrario es preferible monitorizarlo para ver la evolución", han advertido los especialistas.

En el estudio se ha encontrado con frecuencia un pie pronado o plano en niños por debajo de los 9 y 10 años, sin embargo el pie supinado o cavo no es muy común, "pero permanece estable en el tiempo. No hubo evolución de este tipo de pie en los niños que lo presentaban", han argumentado.

Este trabajo forma parte de dos tesis doctorales realizadas por Pilar Alfageme, profesora de Podología de la UEX, y Jesús Montes Alguacil, profesor de Podología de la Universidad de Málaga. En el primer caso el director de tesis es Alfonso Martínez Nova y en el segundo Gabriel Gijón Noguerón.

EL CAMBIO DE PESO O TALLA NO INTERVIENE EN LA POSTURA DEL PIE

Otra de las conclusiones a las que se ha llegado tras evaluar a estos escolares es que "la talla, el peso o el índice de masa corporal no son importantes o determinantes en la postura del pie. El cambio de masa corporal a lo largo de los tres años no influyó en que hubiera más o menos cambio en la postura del pie".

En este sentido, el estudio anima a los padres de niños con pie plano o cavo a acudir al podólogo para que monitorice su pie. Este control a lo largo de un período de tiempo, en visitas cada 6 meses, aproximadamente, permitirá que se valore la necesidad o no de tratamiento, ya sea con ejercicios de potenciación de la musculatura o con plantillas correctoras.

En el caso de que el niño con pie plano tenga dolor, se muestre torpe en la marcha o en la carrera o tenga alguna deformidad asociada, sí que será necesario poner tratamiento con ortesis plantares, han concluido.