Suplementos de omega-3 para tratar el ojo seco, ¿son eficaces?

Suplementos de omega-3 para tratar el ojo seco, ¿son eficaces?
16 de abril de 2018 GETTY - ARCHIVO

   MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Más de 16 millones de estadounidenses sufren de ojo seco, una afección a menudo crónica que causa sensación de quemazón, picazón o escozor en el ojo, así como problemas de visión. Durante años, los pacientes y sus oculistas han recurrido a los ácidos grasos omega-3, que se encuentran comúnmente en los suplementos derivados de pescado, como tratamiento para la enfermedad.

   Ahora, los hallazgos de un ensayo clínico aleatorizado muestran que los suplementos de omega-3 no son más efectivos que el placebo para aliviar los síntomas del ojo seco. Los resultados de esta investigación se publican este viernes en 'New England Journal of Medicine' y se presentan en la Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense de Cataratas y Cirugía Refractiva, que se celebra en Washington, Estados Unidos.

   El estudio 'DREAM' realizado durante tres años y en 27 centros fue dirigido por investigadores de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania y la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, en Estados Unidos, con otros 25 sitios ubicados en universidades y consultas privadas en todo Estados Unidos. Los datos del estudio revelaron que incluso la dosis más alta de suplementos de omega-3 probados no mejoraron los resultados de los participantes.

   "Nuestros hallazgos proporcionan evidencia de que, contrariamente a una creencia de larga duración en la comunidad oftálmica, los suplementos de omega-3 no son significativamente mejores que el placebo para reducir los síntomas del ojo seco", afirma Maureen Maguire, profesora de Oftalmología en la Escuela de Medicina Penn e investigadora principal del Centro Coordinador del Estudio. "Muchos pacientes que recibieron suplementos de omega-3 tuvieron una mejoría en sus síntomas, pero igual que muchos pacientes que tomaron placebo tuvieron mejorías", dice.

POSIBLES CAMBIOS EN EL TRATAMIENTO

   Los científicos inscribieron a un total de 535 participantes con al menos un historial de seis meses de ojo seco de moderado a severo. Los participantes fueron asignados aleatoriamente para recibir una dosis diaria de un suplemento de omega-3 o un placebo de aceite de oliva. Cada dosis de omega-3 contenía 2.000 miligramos de EPA y 1.000 miligramos de DHA.

   Cada dosis de placebo contenía 5 gramos, o aproximadamente una cucharadita, de aceite de oliva. Un total de 349 participantes recibieron dosis diarias de ácidos grasos omega-3 derivados de pescado y 186 participantes tomaron una dosis diaria de aceite de oliva. Las dosis se administraron en cápsulas idénticas y ni los pacientes ni sus oculistas sabían en qué grupo de tratamiento se encontraban.

   Después de 12 meses, los investigadores encontraron que había síntomas en ambos grupos, pero no hubo diferencias significativas en el grado de mejora de los síntomas entre los grupos. En general, el 61 por ciento de las personas en el grupo de omega-3 y el 54 por ciento de los del grupo de control lograron al menos una mejora de 10 puntos en su puntuación de síntomas, pero la diferencia entre los grupos no fue estadísticamente significativa.

   "Nos sorprendió que los suplementos de omega-3 no tuvieran ningún efecto beneficioso", afirma la investigadora principal, Vatinee Y. Bunya, profesora asistente de Oftalmología en Penn Medicine y codirectora del Centro de Superficie Ocular y Ojo Seco en Penn. "Los resultados son importantes y pueden cambiar la forma en que muchos oftalmólogos y optometristas tratan a sus pacientes", concluye.