Más de 35.000 personas mueren al año en España por infecciones de bacterias multirresistentes

SEIMC, junto con sociedades científicas y asociaciones de pacientes, reclaman más financiación para el Plan Nacional de Resistencias Antibióticas

Más de 35.000 personas mueren al año en España por infecciones de bacterias multirresistentes
17 de mayo de 2018 EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

Más de 35.000 personas con infecciones por bacterias multirresistentes mueren al año en España, según un estudio de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), que ha elaborado un registro hospitalario de pacientes afectados por estas bacterias con la participación de 82 hospitales españoles.

Este estudio epidemiológico, que ha contado también con la participación de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSHPH), el Foro Español de Pacientes (FEP) y la Alianza General de Pacientes (AGP), ha estimado la mortalidad cruda a los 30 días del diagnóstico de la infección, y surge con el objetivo de conocer el impacto clínico real en una muestra representativa para facilitar la planificación de los recursos sanitarios.

El portavoz de la SEIMC, Julio García Rodríguez, ha sido el encargado de detallar los hallazgos de este estudio, que registró 903 pacientes con infección por bacterias multirresistentes entre el 12 y el 18 de marzo de este año, de los cuales 177 (19,6 por ciento) fallecieron durante el primer mes del diagnóstico de la infección.

Las infecciones más frecuentes han sido las producidas por bacilos Gram negativos, entre ellas las causadas por 'Escherichia coli' con el mecanismo de resistencia de producción de betalactamasas de espectro extendido (BLEE), con 233 pacientes; 'Pseudomonas aeruginosa' multirresistente, que ha afectado a 103 pacientes; 'Klebsiella pneumoniae' con BLEE (85); y 'Klebsiella pneumoniae' con resistencia a carbapenem (36). Así, los tres tipos de infección más común han sido las urinarias, las intraabdominales y las neumonías.

De mantenerse los datos del estudio a lo largo del año, y extrapolando los resultados al resto de hospitales del país, el número de pacientes con infecciones por bacterias multirresistentes durante 2018 en España será de 180.600 y el número de fallecidos alcanzará las 35.400. "Esto representa, por ejemplo, 30 veces más que las muertes por accidentes en carretera, que fue de 1.200 en 2017, según datos de la Dirección General de Tráfico", ha señalado el presidente de SEIMC, José Miguel Cisneros, para contextualizar los datos.

RECLAMAN MÁS FINANCIACIÓN

A pesar de esta "grave" situación, desde los organismos participantes en este estudio han lamentado que el Plan Nacional de Resistencias a los Antibióticos (PRAN), cuatro años después de su puesta en marcha, "no cuenta con una asignación específica en los Presupuestos Generales del Estado".

Por este motivo, tanto Cisneros como el resto de dirigentes han coincidido en exigir a las autoridades políticas y sanitarias central y autonómicas que se dispongan "los recursos técnicos y humanos necesarios para hacer frente a este grave problema de salud pública, y que la financiación sea incluida explícitamente en los Presupuestos Generales del Estado, actualmente en fase de negociación". En este sentido, Cisneros ha afirmado que, por poner un ejemplo de la financiación necesaria, Reino Unido destina 49 millones de euros en un Plan similar desde el año 2013 y con vigencia hasta este año.

En consonancia con su homólogo en la SEIMC, el presidente de la SEFH, Miguel Ángel Calleja, ha reclamado a las administraciones públicas "una financiación adecuada para mejorar la calidad de la asistencia sanitaria, así como una mayor incentivación de la investigación en nuevas moléculas activas contra las bacterias multirresistentes".

Junto a una mayor financiación, la SEIMC ha reclamado recursos técnicos y humanos para hacer frente a este "grave problema de salud pública". Entre ellos, los medios para "garantizar la suficiente operatividad" de los equipos/programas de Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria (IRAS) y los Programas de Optimización de Uso de Antibióticos (PROA) en los hospitales. Junto a esto, reclaman formación de los profesionales de la Atención Primaria en prevención, diagnóstico y tratamiento de las infecciones por bacterias multirresistentes.

EDUCAR SOBRE ANTIBIÓTICOS

Por su parte, el portavoz de la SEMPSPH, Ángel Asensio, ha recordado que la mejora de los cuidados sanitarios necesita "un número suficiente y la adecuada formación de profesionales de control de la infección". "Para disminuir el riesgo de infección se necesita una mayor toma de conciencia tanto por las autoridades como de los ciudadanos", ha señalado Asensio, quien ha expuesto que en España se hace "un uso demasiado elevado de antibióticos", con aproximadamente un 45 por ciento de pacientes que los recibe cuando acude a hospitales.

De hecho, un estudio del 2017 estima que España ocupa el primer lugar del mundo en consumo de antibióticos sin ninguna razón epidemiológica que lo justifique, y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) ha situado a España como uno de los primeros de Europa en infecciones por bacterias multirresistentes.

A la luz de los datos, el vicepresidente y coordinador científico del FEP, José Luis Baquero, ha incidido en una serie de puntos para educar sobre los antibióticos y la prevención de infecciones, como la contención del abuso de antibióticos en explotaciones animales, la formación y las campañas de sensibilización, el desarrollo de diagnósticos precoes, nuevos tratamientos frente diferentes dianas, el fomento de la vacunación o el reconocimiento de la especialidad de enfermedades infecciosas.

RECONOCIMIENTO DE ESPECIALIDADES

Precisamente en este punto, el doctor Cisneros ha recalcado que la ausencia de especialidad en el ámbito de las enfermedades infecciosas es "una anomalía en comparación con el resto de países desarrolados", lo que, a su juicio, "dificulta la formación de expertos, así como su distribución suficiente y equitativa en el Sistema Nacional de Salud (SNS)".

"La urgencia de reconocer esta especialidad va inherente al abordaje de las resistencias bacterianas, que además se agrava con la falta de relevo generacional de esta especialidad desde hace años en los hospitales españoles", ha lamentado el presidente de AGP, Antonio Bernal, quien ha asegurado que "llegará el momento" en que un paciente "tenga más miedo de ingresar en un hospital por el miedo a estas infecciones que a su propia patología".

Asimismo, el doctor Asensio ha reiterado que España disponde de un "insuficiente ratio" de enfermeros de control de la infección, así como de una "heterogénea formación" debido a la ausencia de una especialidad de enfermería del control de la infección.

Por último, el doctor García Rodríguez ha añadido que, para controlar el problema de las infecciones por bacterias multirresistentes, también resulta "fundamental" que la especialidad en microbiología "no disminuya su período formativo efectivo con su posible integración en la troncalidad del laboratorio".