Descubre el papel clave de la matrona en el parto

Descubre el papel clave de la matrona en el parto
12 de junio de 2018 THINKSTOCK - ARCHIVO

MADRID, 12 Jun. (EDIZIONES) -

La Asociación Española de Matronas recuerda que, según las organizaciones internacionales relacionadas con la salud reproductiva de la mujer, las matronas, por sus conocimientos, competencias y habilidades, son el profesional sanitario más idóneo que puede ayudar en la salud de la mujer en todas las etapas de su vida.

Así, cita el cuidado y la atención de las adolescentes (en educación), dice que son fundamentales en la orientación familiar, en el embarazo, en la educación para la paternidad, durante el parto, en los primeros cuidados del recién nacido, en el puerperio y en la lactancia, así como en la menopausia y en el diagnóstico precoz del cáncer ginecológico.

En España, para ser matrona hay que estudiar Enfermería, y después se tiene que acceder a un examen 'EIR' (como el MIR de los médicos) y completar la formación con dos años para esta especialidad, tanto de teoría, como de practica, según explica en una entrevista con Infosalus, Mariangeles Rodríguez, presidenta emérita y fundadora de la Asociación Española de Matronas.

A pesar de que pueden ser de gran ayuda en todas las fases de vida de la mujer, se las reconoce principalmente por su papel durante el embarazo, el parto y el puerperio. En concreto, hoy día son las matronas las que principalmente hacen, junto con el ginecólogo, el seguimiento de los embarazos, y atienden los partos, así como los puerperios de las mamás.

El objetivo de este artículo es mostrar el papel de las matronas en el momento del parto, ya que sin ellas el proceso del alumbramiento no sería igual. En concreto, ¿de qué se ocupan? Rodríguez enumera las principales tareas que desempeñan:

1.- Recibir a la mujer y la pareja o al acompañante.

2.- Diagnosticar en qué momento se encuentra el proceso e informar.

3.- Empatizar con la mujer dándole confianza, asegurarse de que esté tranquila.

4.- Si todas las condiciones del proceso son normales, prestarle los cuidados necesarios en cada momento a la parturienta, ya que éste es un proceso cambiante y la evolución de cada parto es diferente en cada mujer.

5.- Verificar si necesita algún tratamiento para el dolor y, en caso de que se haya establecido la epidural, vigilar sus constantes de forma exhaustiva.

6.- Hay que vigilar en cada momento que evoluciona dentro de la normalidad y esperar con ella.

7.- Diagnosticar algún signo de alteración y si fuera así llamar al obstetra, que decidirá si el parto precisa de algún tipo de intervención. "El ginecólogo llegará al parto si se ha producido alguna alteración. El médico es el competente para tomar la decisión sobre cómo continuar ese parto, si hay una intervención rápida o las que sean las necesidades", explica.

8.- Si todo se desarrolla normalmente, las matronas se ocupan de la atención durante el periodo expulsivo hasta el nacimiento, y también del recién nacido.

9.- Igual que con la madre advertir las necesidades del recién nacido y proporcionárselas.

Asimismo, la presidenta de la Asociación Española de Matronas destaca que su objetivo primordial es que tanto madre como recién nacido se encuentren bien en todo momento y para ello, señala que es muy importante lo que ella llama como 'cariñoterapia', ganarse la confianza de la mujer, hacer que esté tranquila porque así se favorecerá un buen resultado en el proceso del alumbramiento.

"Desde que llega es muy importante reforzar su ánimo y su autoestima y recordarle que la naturaleza le ha dotado para hacerlo. También es importante la actitud que tenga para que todo sea más llevadero y más dulce. El proceso de parto no deja de ser un proceso fisiológico y, por suerte, suele transcurrir de manera natural", celebra la experta.

Contador