Los edulcorantes derivados del azúcar producen efectos beneficiosos en la microbiota intestinal

Los edulcorantes derivados del azúcar producen efectos beneficiosos en la microbiota intestinal
28 de junio de 2018 FLIKR/STEVE SNODGRASS - ARCHIVO

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Edulcorantes derivados del azúcar que se utilizan en chicles o confituras "lejos de un comportamiento perjudicial pueden producir un efecto beneficioso en la microbiota intestinal", según Ángel Gil, doctor en Ciencias Biológicas y Catedrático del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Farmacia en la Universidad de Granada, en declaraciones a Europa Press.

"Estos edulcorantes tienen efectos positivos porque se comportan como verdaderos prebióticos, es decir, como fibra", asegura Gil, que participa en el XVII Congreso de la Sociedad Española de Nutrición que se celebra entre el 27 y 29 de junio en Barcelona.

Con respecto a los edulcorantes artificiales "no existe evidencia de que modifiquen la microbiota intestinal, por tanto de que haya efectos adversos, con la excepción de la sacarina que en dosis muy altas sí puede influir", explica.

En ese sentido, la cantidad utilizada para este tipo de edulcorantes es "tan pequeña que no llegan al intestino grueso, ya que se hidrolizan o absorben como aminoácidos y por tanto no influyen en la microbiota", puntualiza Gil que actualmente es también presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT).

SEGURIDAD DE LOS ADITIVOS ALIMENTARIOS

En contra de "opiniones desinformadas no basadas en la ciencia", la utilización de aditivos alimentarios en general y edulcorantes en particular "es segura siempre que se haga de acuerdo a la ingesta recomendada", confirma Gil.

"Se sacan conclusiones precipitadas en el caso de los edulcorantes y aditivos", lamenta. "Si se miran los informes de evaluación de los distintos organismos alimentarios se observa una metodología profunda", añade.

MICROBIOTA Y SALUD

En palabras del experto, la microbiota intestinal se refiere a la "comunidad de microorganismos" que pueblan especialmente el colon donde "hay una cantidad cien veces superior a todas las células que tiene nuestro organismo y que constituyen todo un nicho ecológico".

"Hay sustancias que favorecen una buena microbiota y otros fenómenos que pueden alterarla, como el uso de antibióticos", reconoce el doctor.

"Se sabe que cuando la microbiota intestinal está en equilibrio ejerce efectos beneficiosos para la salud, pero cualquier alteración de la abundancia de la biodiversidad se asocia con algunas patologías", alerta.

No obstante, el experto reconoce que existen "pocos estudios" sobre la microbiota intestinal en humanos, "la mayoría son en animales" y por tanto se hace necesario "profundizar en estudios aleatorizados y controlados", finaliza el experto.