La terapia hormonal para la menopausia podría beneficiar al cerebro

La terapia hormonal para la menopausia podría beneficiar al cerebro
22 de marzo de 2018 FLICKR/E-MAGINE ART - ARCHIVO

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Tomar terapia hormonal en la menopausia poco después de la menopausia para aliviar los síntomas también puede beneficiar también al cerebro, según concluye un estudio publicado este miércoles en la edición digital de 'Neurology', la revista médica de la Academia Estadounidense de Neurología.

"Encontramos que una forma de terapia hormonal menopáusica tomada poco después de la menopausia puede preservar la estructura del cerebro en la parte responsable de la memoria y las habilidades de pensamiento", explica el autor del estudio, Kejal Kantarci, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, Estados Unidos, y miembro de la Academia Americana de Neurología. "También puede reducir el desarrollo de placas de amiloide que pueden acumularse y conducir a la pérdida de memoria", agrega.

Para el estudio, los científicos identificaron a 75 mujeres sanas con una edad promedio de 53 que tenían entre cinco meses y tres años después de la menopausia. De ellos, 20 mujeres tomaron estrógenos equinos conjugados en forma de píldora, 22 recibieron estradiol a través de parches cutáneos y 33 recibieron un placebo de las píldoras o parches. Además, las mujeres que tomaron la hormona activa también recibieron píldoras de progesterona durante los primeros 12 días de cada mes. Las pastillas de placebo se administraron a aquellas en el grupo placebo.

Las participantes del estudio realizaron pruebas de memoria y pensamiento, además de someterse a resonancias magnéticas al comienzo del estudio, a los 18 meses, a los tres años y al final de los cuatro años de tratamiento hormonal, y luego nuevamente tres años después de finalizar el tratamiento. Los científicos midieron el volumen total del cerebro y la acumulación de lesiones cerebrales y compararon las puntuaciones en las pruebas de pensamiento y memoria. También se realizaron tomografías por emisión de positrones (PET) a 68 mujeres para detectar placas en el cerebro que están relacionadas con la pérdida de memoria y la enfermedad de Alzheimer.

AYUDA A CONSERVAR EL VOLUMEN CEREBRAL

Los investigadores descubrieron que las participantes que tomaron estradiol a través de parches cutáneos mantuvieron el volumen del cerebro en la corteza prefrontal dorsolateral, un área del cerebro que ayuda con la memoria, el pensamiento, la planificación y el razonamiento durante los siete años del estudio. Las mujeres que mantuvieron el volumen en esta área del cerebro también fueron más propensas a tener una menor cantidad de depósitos de placa amiloide, que están relacionados con la pérdida de memoria y la enfermedad de Alzheimer.

Esto sugiere que la terapia con estradiol puede tener efectos a largo plazo sobre el cerebro. Los investigadores también encontraron que para aquellas que tomaban píldoras de estrógeno tuvieron mayores cambios estructurales en el cerebro durante la terapia, pero esos cambios se detuvieron cuando las participantes dejaron de tomar las pastillas.

Las puntuaciones en las pruebas de pensamiento y memoria fueron similares para las mujeres en los grupos de terapia hormonal y las que tomaron placebo. "Se necesita más investigación para determinar las razones biológicas detrás de los cambios cerebrales durante la terapia hormonal de la menopausia --apunta Kantarci--. La investigación futura también necesita una mejor definición de cómo los diferentes productos hormonales, píldoras frente a parches de la piel, afectan al cerebro".

Una limitación del estudio es que todas las mujeres gozaban de buena salud cardiovascular, por lo que los resultados pueden no ser similares para las personas con problemas cardiacos, diabetes u otros trastornos de salud. Sin embargo, Kantarci señala que no incluir a las personas con problemas cardiacos pudo haber facilitado la observación de los efectos de la terapia hormonal en el cerebro, ya que no hubo interferencia causada por problemas cardiacos.