¿Qué hago yo con estas estrías?

¿Qué hago yo con estas estrías?
11 de mayo de 2018 GETTY IMAGES/VETTA / NEMANJA SEKULIC

MADRID, 11 May. (EDIZIONES) -

Las antiestéticas estrías aparecen, sobre todo en la mujer, a partir de la pubertad y van aumentando en cantidad conforme pasan los años. Algunas personas tienen más tendencia que otras. Una vez que aparecen se ponen rojas e inflamadas, y con el tiempo cicatrizan, y se quedan blancas y apergaminadas.

Lamentablemente es súper difícil que con un solo tratamiento tópico desaparezcan. ¿Qué podemos hacer? En una entrevista con Infosalus, la miembro de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV), la doctora Paloma Cornejo, explica que las estrías representan una serie de "fracturas en la piel debidas a una excesiva distensión por embarazos, obesidad, desarrollo puberal o por un excesivo desarrollo muscular".

"Las estrías rojas son más fáciles de tratar y de frenar su progresión si se tratan precozmente; pero las blancas también pueden mejorar, sobre todo si la piel está muy adelgazada. Es como si fuera una cicatriz de una distensión excesiva donde la piel se adelgaza, pierde colágeno y elastina. Al romperse cicatriza como puede. Primero se inflama, que es la roja, y luego se pone blanca cuando cicatriza. Es una ruptura", indica.

Así, subraya que hay una tendencia familiar a presentar estrías, ya que hay pieles que se recuperan mejor que otras frente a las distensiones. Asimismo, apunta a aquellas personas que toman corticoides a largo plazo, o directamente a los estados naturales del embarazo, de la pubertad, o el desarrollo muscular, sobre todo en jóvenes que van al gimnasio.

Igualmente, destaca que son más frecuentes en las mujeres, que en los hombres, y esto es debido a los evidentes cambios de peso y a las distensiones en cadera, abdomen y mamas . Además, apunta a que las hormonas del embarazo ( prolactina y relaxina) lo favorecen. "Aunque cada vez veo más varones con estrías al aumentar la masa muscular de sus brazos por ejemplo", aprecia la dermatóloga.

¿CÓMO PREVENIRLAS?

A su juicio, la mejor manera de prevenirlas es previniendo la causa. "No coger mucho peso en el embarazo, no abusar de los corticoides por patologías cutáneas, como la psoriasis o la dermatitis atópica, y mantenerse en el peso", mantiene la experta de la AEDV.

Una vez que han aparecido, Cornejo aconseja tratarlas lo antes posible. En concreto, indica que la roja es cuando está inflamada y hay más vascularización, un momento en el que es más susceptible de mejorar. "Normalmente creo que la combinación de técnicas nos da el éxito. Cuando la estría ya está blanca, lo que suele funcionar es el laser, pero cuando están rojas todas las técnicas pueden ser útiles y yo las combino", señala.

En concreto, para solventarlas se utilizan los láseres y la carboxiterapia (pequeñas inyecciones de un gas que estimula mucho la oxigenación del tejido). "Desgraciadamente lo que menos mejora es el color blanco, aunque se puede difuminar el contraste con la piel sana", precisa la especialista.

A nivel domiciliario recomienda utilizar por el día un producto de rosa mosqueta y sobre todo con centella asiática en una base muy oleosa, en su opinión, la mejor; mientras que por la noche aconseja el ácido retinoico tópico porque regenera los componentes dérmicos, aunque este último nunca en el embarazo. "Aunque siempre todo esto bajo supervisión médica", precisa.

A su vez, señala que la piel además ha de estar bien hidratada, porque así estará más elástica y resistente, y aquí aconseja emplear un buen antiestrías. "Pero desgraciadamente las cremas preventivas tienen un efecto limitado", advierte Cornejo.

Contador