Cuatro pautas ineludibles al hacerse un injerto capilar

Cuatro pautas ineludibles al hacerse un injerto capilar
10 de abril de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MRAORAOR - ARCHIVO

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El injerto capilar consiste en la extracción de cabello de una zona sana del cuero cabelludo para implantarlo las áreas que han quedado despobladas. Al utilizar el pelo del paciente se elimina la posibilidad de rechazo y se consigue un aspecto totalmente natural.

Esta práctica clínica estética, que se aplica tanto a hombres como a mujeres y que puede aplicarse también en cejas y barba, requiere que se cumplan cuatro pautas que expertos de Innovacion Capilar Medical Group recomiendan para conseguir el efecto deseado:

- La zona donante de extracción de los folículos debe ser óptima para el trasplante. Por ello, recomiendan realizar un estudio previo por un especialista para determinar si se puede realizar el implante capilar.

- Antes del injerto capilar, se prepara el cuero cabelludo a nivel clínico para regenerar, hidratar, nutrir y activar el riego sanguíneo. La piel conseguirá la máxima elasticidad a fin de optimizar las condiciones del cuero cabelludo para recibir el implante del pelo de otra zona y facilitar su nueva estancia y garantizar su supervivencia.

- Tras el injerto capilar, los siguientes días son cruciales, señalan los expertos. Se puede realizar una vida totalmente normal aunque se deben de tomar algunas precauciones: no se puede realizar ejercicio deportivo durante 2 semanas, realizar esfuerzo o coger peso que genere presión en la cabeza. "Prohibido viajar en avión", advierten.

- Después del implante capilar, no es aconsejable cubrir la cabeza con vendajes ajustados para evitar la presión. De esta manera, se asegura el pelo en su nueva instancia y evita perder folículos implantados.

Si se siguen correctamente estas indicaciones, más todos los cuidados posteriores de la clínica y su control periódico durante 12 meses con un buen equipo de especialistas, los expertos apuntan que puede llegar a recuperar el pelo perdido.