La SECPAL reclama el reconocimiento de la categoría profesional de cuidados paliativos en todas las CCAA

Consideran que es la forma "más innovadora y progresista" de atender "con calidad" a las personas con enfermedades terminales

La SECPAL reclama el reconocimiento de la categoría profesional de cuidados paliativos en todas las CCAA
23 de julio de 2018 CEDIDA POR ANA MARÍA PÉREZ - ARCHIVO

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) ha reclamado una vez mas el reconocimiento de su categoría profesional en todas las comunidades autónomas de España, como "la forma más innovadora y progresista de atender con calidad a las personas que se enfrentan a enfermedades graves que las llevarán irremediablemente a vivir un proceso de final de vida".

Así lo pide el doctor Rafael Mota Vargas, presidente de la SECPAL, para quien es "de suma importancia" que los profesionales que trabajan en este ámbito "vean reconocido su trabajo y su formación específica, con el fin de garantizar los máximos estándares de calidad en la asistencia a los pacientes más frágiles".

"En España, los cuidados paliativos no son una especialidad, ni siquiera un Área de Capacitación Específica (ACE) o subespecialidad. Hoy día quien se dedica a ellos lo hace a partir de un proceso de autoformación y por haber tenido la oportunidad de desarrollar su
carrera en este campo gracias a su dedicación y compromiso", explica Mota, quien asegura que la falta de especialización "está impidiendo el progreso de los cuidados paliativos en España".

En este sentido, el presidente de la SECPAL recuerda que estos profesionales que se han formado de forma autónoma, "con pocos o nulos apoyos institucionales", que incluso son "referentes internacionales" y que dedican "su esfuerzo diario" a proporcionar "la mejor calidad de vida posible a cientos y cientos de personas". "Pese a todo, ven con temor la posibilidad de que su trabajo no sea reconocido y de que cualquier profesional sin esa formación, dedicación y vocación pueda desplazarles de su puesto de trabajo", critica.

AVANCES EN CASTILLA Y LEÓN

En este contexto, para la sociedad científica supone "un avance muy positivo" el reciente anuncio de que la Consejería de Sanidad de Castilla y León tramita actualmente la creación de una categoría de médico de cuidados paliativos en la comunidad. "Ante la ausencia de reconocimiento a nivel nacional, la creación de una categoría en la que se exija una formación y experiencia específicas para acceder a esas plazas garantizará al menos que sean ocupadas por los profesionales más idóneos para el puesto", añade el doctor Mota.

Sin embargo, añade que en el ámbito de los cuidados paliativos hay otra serie de profesionales, como psicólogos, trabajadores sociales y enfermeras, que "también deberían acceder a un sistema en el que puedan ser reconocidos y que fuera requisito para trabajar en recursos específicos".

Es por ello que desde la sociedad científica se reclama el reconocimiento de las diferentes categorías profesionales de cuidados paliativos en todas las comunidades autónomas, aunque lo cierto es que sus representantes muestran "poca confianza" en que el paso dado por Castilla y León y anteriormente por Andalucía, donde existe un Programa de Acreditación de Competencias Profesionales, actúe como "revulsivo".

"En relación a los cuidados paliativos, las diferencias entre las comunidades autónomas son enormes, y hasta el momento los progresos de unas no parecen haber influido mucho en las que están más retrasadas. De momento, es una buena noticia para Castilla y León", puntualiza Rafael Mota.

UNA REIVINDICACIÓN HISTÓRICA

La creación de un Área de Capacitación Específica (ACE) de cuidados paliativos ha sido una de las reivindicaciones históricas de la SECPAL con vistas a avalar la atención en procesos de final de vida. Como aclara el presidente, "no se trata de parcelar la profesión o de limitar los cuidados paliativos a un grupo exclusivo de profesionales, sino de certificar que quienes trabajen en ese campo de forma específica acrediten una formación amplia y contrastable".

"Eso garantizaría que tanto sus labores asistenciales como las de formación, docencia e investigación están al servicio de las personas en situación de fragilidad y de final de vida con los máximos estándares de calidad, que son los que merecen", recalca.

Para ello, la SECPAL defiende un proceso de reconocimiento cuyo desarrollo debe ir dirigido a tres niveles. El primero de ellos, incluir en el Grado de Medicina una formación básica dirigida a todos los profesionales del ámbito sanitario. "La mayor parte de los médicos en España acaban la carrera de Medicina sin haber oído siquiera hablar de los cuidados paliativos en seis años. En otras profesiones la situación es algo mejor, pero dista mucho de ser la deseable", asegura el representante de la SECPAL.

En segunda instancia, reclama poner en marcha una especialidad o subespecialidad mediante el sistema de residencia, es decir vía MIR (Medicina), EIR (Enfermería) o PIR (Psicología). Por último, pide implantar la categoría profesional en cuidados paliativos como forma de creación de plazas específicas en las que "se prime la formación y experiencia en este campo".

"Esperamos y deseamos que exista sensibilidad en las personas con capacidad de tomar decisiones, tanto a nivel del Ministerio de Sanidad como en las consejerías de Salud de las distintas comunidades autónomas para garantizar un adecuado desarrollo de los cuidados paliativos en beneficio de los pacientes más frágiles y sus familias", concluye el presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos.

Contador