Los virus también pueden estar implicados en enfermedades mentales, como esquizofrenia o trastorno bipolar

Los virus también pueden estar implicados en enfermedades mentales, como esquizofrenia o trastorno bipolar
15 de agosto de 2018 WIKIMEDIA COMMONS - ARCHIVO

MADRID, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

Científicos alemanes y norteamericanos han hecho un sorprendente descubrimiento sobre células nerviosas del cerebelo humano que podría apuntar que los virus podrían estar implicados también enfermedades mentales, como el trastorno bipolar y la depresión severa.

Las células de Purkinje son unas neuronas que constituyen parte central del cerebelo humano, la parte del cerebro que desempeña un papel importante en el aprendizaje motor, el control motor fino del músculo, el equilibrio y la postura, pero también influye en las emociones, la percepción, la memoria y el lenguaje.

Científicos del Instituto de Virología e Inmunobiología de la Universidad de Würzburg, en Alemania, y colegas estadounidenses han encontrado una alta tasa de infección de las neuronas de Purkinje con virus herpes humano HHV-6 por primera vez en pacientes con trastorno bipolar y/o depresión severa, según publican en la revista 'Frontiers in Microbiology'.

"Se sabe desde hace mucho tiempo que los factores hereditarios aumentan el riesgo de desarrollar varios tipos de trastornos psiquiátricos, como el trastorno bipolar, el trastorno depresivo mayor y la esquizofrenia", explica el doctor Bhupesh Prusty, líder de grupo investigador del Departamento de Microbiología. Pero también hay una fuerte evidencia de que factores ambientales, particularmente aquellos que conducen a la neuroinflamación en los primeros años de vida, también podrían tener un papel etiológico importante en la patogénesis de estos trastornos. Y, en ello, los virus son un factor ambiental.

"Los patógenos pueden interrumpir el neurodesarrollo y las conversaciones cruzadas con el sistema inmune en etapas clave del desarrollo", explica Prusty. Los niños que se infectan a una edad temprana generalmente se recuperan sin complicaciones posteriores. Sin embargo, los virus permanecen inactivos (latentes) en varios órganos y tejidos, incluido el sistema nervioso central y las glándulas salivales, y pueden reactivarse en determinadas circunstancias, incluso después de años.

Prusty y su equipo sospechaban que los herpesvirus humanos HHV-6A y HHV-6B desempeñaban un papel clave en la génesis de los trastornos psiquiátricos. Así que estudiaron dos de las cohortes de biopsias de cerebro humano más grandes del Stanley Medical Research Institute (Estados Unidos).

Y lo que encontraron confirmó su suposición: "Pudimos encontrar una infección activa de HHV-6 predominantemente dentro de las células de Purkinje del cerebelo humano en pacientes con trastorno bipolar y depresión mayor", resume Prusty. Los resultados muestran por primera vez que los virus de tipo HHV-6 son capaces de infectar neuronas y posiblemente causar alteraciones cognitivas que conducen a un trastorno del estado de ánimo.

Según los científicos, el estudio refuta la creencia de que los virus que permanecen "dormidos" y escondidos en órganos y tejidos nunca causan ninguna enfermedad. "Estudios como el nuestro demuestran que esta idea es errónea", advierte Prusty y cita otro estudio que muestra que la enfermedad de Alzheimer también puede ser causada por el herpesvirus humano 6A.

En el siguiente paso, los investigadores de Würzburg quieren descubrir los mecanismos moleculares que están detrás del daño celular mprovocado por HHV-6A a las neuronas de Purkinje.